PD América
Kim Jong-un y Pornhub TW

A quien pillen 'dándole a la manita' viendo vídeos porno por Internet, le dan lo suyo: a moverla con una pala y con una condena a trabajos forzados. Es el país de Kim Jong-un, el mismo que vive rodeado de esclavas sexuales y que quiere que sus  súbditos se mantengan alejados de todo aquello que puede perturbar sus adoctrinados cerebros.

Aún así, los habitantes de Corea del Norte se las ingenian para meterse de lleno en la mayor web del ramo, Pornhub, que recibe 80 millones de visitas al día. Y los analistas de datos de la página, según se hace eco 'El Mundo', han trazado un perfil de consumidor, y han dedicado uno de sus informes 'Insight' a definir qué les gusta ver a los súbditos de Kim Jong-un. Al menos, qué les ha gustado ver en 2016 y lo que llevamos de 2017.

Las estrellas del porno chinas y mongolas son las preferidas en aquel país, seguidas de las coreanas (no sabemos si también sus compatriotas, aunque imaginamos que más bien sus vecinas del sur), japonesas, suecas e indonesias.

Entre los términos de búsqueda en Pornhub se cuelan, además de los protagonistas de los vídeos, varios tipos de actividades, bastante llamativas. En este sentido, la tipología de sexo más buscada es la llamada Juegos japoneses, una categoría protagonizada, efectivamente por nipones y que no tiene nada que ver con humor amarillo, aunque sí algo de concurso.

Son un conjunto de shows televisivos bastante agresivos. En la revista online de ciencia, cultura, entretenimiento y lifestyleInverse ponen como ejemplo de esta categoría el concurso Orgasm Wars (guerra de orgasmos), en el que hombres gay tienen que llevar al orgasmo lo más rápido posible a hombres heterosexuales.

Tampoco quedan atrás en búsquedas las eyaculaciones de todo tipo y la humillación pública.

LAS 8 COSAS QUE HACES CADA DÍA Y QUE SON ILEGALES EN COREA DEL NORTE