PD América
kenneka Jenkins TV

Un caso envuelto en el misterio, y que ahora parece enredarse más a tenor de las fotos que acaban de ser divulgadas, y que tienen por protagonista a la infortunada Kenneka Jenkins, de 19 años.

Kenneka fue encontrada muerta en el congelador del hotel Crown Plaza Chicago O'Hare, ubicado en la localidad de Rosemont (estado de Illinois, EE.UU.) en septiembre de 2017.

Según su familia, las mismas plantean más preguntas que respuestas, afirma la familia de la joven fallecida de 19 años, reporta 'The Chicago Tribune'. (El perturbador vídeo de la joven que muere encerrada en un congelador tras una fiesta).

El caso atrajo la atención pública después de que el pasado 9 de septiembre se hallara el cuerpo de la mujer en el congelador del hotel Crown Plaza Chicago O'Hare, ubicado en la localidad de Rosemont (estado de Illinois, EE.UU.).

La misteriosa muerte de Jenkins -quien había desaparecido de una fiesta celebrada en una habitación del establecimiento- suscitó muchos rumores y teorías de conspiración, pero la autopsia probó que no se trató de un asesinato, sino de un accidente.

Las imágenes de la joven muerta fueron publicadas porque las autoridades cerraron la investigación del caso. Sin embargo, el abogado de la familia, Larry Rogers Jr., declaró que las mismas no son aclaratorias. "Francamente, las fotos que muestran cómo fue encontrada Kenneka generan más preguntas que respuestas sobre lo que le sucedió", sostuvo en nombre de la familia.

Las fotos muestran el cuerpo en el congelador del hotel. Según Sam Adam Jr., abogado de la madre de la fallecida, son "imágenes gráficas e inquietantes que muestran inexplicablemente partes del cuerpo de Kenneka expuestas". La joven yace de cara en el suelo y tiene un solo zapato puesto. En su pie derecho hay un arañazo.

Jenkins está vestida con los mismos vaqueros y la chaqueta que se observan en los videos de vigilancia filmados antes de su muerte, pero la camisa debajo de la chaqueta "fue subida, exponiendo sus pechos", según un informe de la policía. Por otra parte, un periódico señala que esto puede deberse a un fenómeno conocido como "desnudo paradójico", que se da cuando quienes están muriendo de hipotermia se quitan la ropa por desesperación.

Este viernes 20 de octubre de 2017, la policía de Rosemont declaró que no se encontraron pruebas de que Jenkins haya sido víctima de un crimen.