PD América
Estos dos jóvenes llegaban a comer entre tres y cuatro comidas a la semana, y llegaron a perder 40 kilos

De no ser por el presidente de la Comisión de Cultos y Regímenes Penitenciarios de la Asamblea Nacional venezolana, el diputado Carlos Lozano, no lo cuentan.

Su intervención fue vital para la supervivencia de los dos infortunados protagonistas de los vídeos que acompañan a estas líneas, los hermanos Eudin y José León Ramírez. (El tirano Maduro trata de maquillar el espanto chavista en Venezuela liberando a presos opositores).

Ambos permanecieron hasta hace escasas horas encarcelados durante cinco meses en los calabozos de una comisaría del estado de Carabobo, tras haber asaltado una panadería muertos de hambre. En las imágenes puede comprobarse su deplorable estado físico, tras haber permanecido entre rejas a pan y agua, en una tortura sin fin que da fe de cómo se las gasta el tirano Maduro. (Con estas ganas intentan partirle la cara a Zapatero en Venezuela por sus marranadas: "¡Asesino!").

Literalmente en los huesos, necesitaron la ayuda de sus familiares para dar algunos pasos.

Lozano, que ha sido entrevistado en el Informativo de NTN24, denunciaba que

"dos jóvenes buscando alimento en una panadería cumplieron una pena más allá de lo que ellos habían efectuado, una pena que casi les arranca la vida, fueron cinco meses de detención en un calabozo cuyas alimentaciones eran restringidas, compartidas con otros demonios en retardos procesales. Estos dos jóvenes llegaban a comer entre tres y cuatro comidas a la semana, llegaron a perder 40 kilos. Sufrieron además maltratos".

Hambre en Venezuela: Matan a una vaca a pedradas para comérsela