PD América
Se evidencia una falta de fuentes creíbles para el informe de la CIA sobre Rusia y Trump

Rusia podría disponer de información comprometida que podría desacreditar al presidente electo de Estados Unidos Donald Trump, según un informe de los jefes de las agencias de inteligencia estadounidenses, tal y como informa CNN citando «múltiples» fuentes sin identificar.

El documento, de 35 páginas, ha sido resumido en dos páginas y contienen información sobre la vida y las finanzas del próximo presidente, obtenidas por los servicios secretos rusos.

En ellas, se abordan los contactos entre miembros del círculo próximo a Trump y representantes del Kremlin. Asimismo, sugieren que Moscú dispone de cierta información dañina -prostitutas y una 'lluvia dorada' durante una visita a Moscú- que podría servir para coaccionar al próximo inquilino de la Casa Blanca.

Este adjunto fue incluido en el informe, cuya mayor parte está clasificado salvo alguna información desclasficiada que se conoció el viernes pasado, acerca de la injerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses

Esta información comprometida en poder de los rusos ha llegado a las autoridades de EE.UU. a través de un exagente de MI6, y Trump la conoce desde la reunión que mantuvo el pasado viernes con los líderes de los servicios de inteligencia de su país.

La información en manos del Kremlin incluiría pruebas recogidas e incitadas por los servicios de inteligencia rusos sobre una supuesta "perversión sexual" de Trump en una suite de un hotel de Moscú.

Según el documento, Trump habría contratado a varias prostitutas para que orinasen mientras él miraba en el colchón de la misma suite presidencial del Hotel Ritz Carlton en la que se habían hospedado el presidente Obama y la primera dama, Michelle Obama, durante una visita a Moscú.

El informe también recoge que las autoridades rusas ofrecieron a Trump negocios inmobiliarios relacionados especialmente con la Copa Mundial de Fútbol que se jugará en Rusia en 2018, aunque el presidente electo los habría rechazado.

Lo que sí habrían aceptado tanto Trump como sus asesores fue la información sobre los demócratas y su candidata, Hillary Clinton, que la inteligencia rusa habría obtenido a través de ataques informáticos. El informe apunta a un colaborador de Trump, Michael Cohen, como el hombre que se habría reunido en Praga con oficiales rusos para concretar el intercambio de información.

Tras la aparición del informe, Trump reaccionó rápidamente con el siguiente mensaje en Twitter en mayúsculas: "¡Noticias falsas, una total caza de brujas política!".

Aún así, el FBI ha informado de que está investigando la credibilidad y exactitud de las acusaciones, que se basan principalmente en información de fuentes rusas.

La respuesta del presidente electo no se ha hecho esperar y, a través de su perfil en la red social Twitter, Trump ha calificado la información como «noticia falsa».

WikiLeaks recela del informe

El portal de filtraciones WikiLeaks ha expresado sus dudas acerca del presunto informe confidencial que fue entregado la semana pasada. WikiLeaks ha señalado que "el PDF de 35 páginas publicado por BuzzFeed sobre Trump no es un informe de Inteligencia".

Ha apuntado que ni el "estilo, ni los hechos ni los datos muestran credibilidad" alguna.

"Se evidencia una falta de fuentes creíbles para el informe de la CIA sobre Rusia y Trump".

La supuesta injerencia rusa en los pasados comicios a la Casa Blanca ha monopolizado el debate político de las últimas semanas en Estados Unidos. Antes de finalizar 2016, Obama anunció represalias contra Rusia en forma de sanciones económicas contra organismos de espionaje, individuos y empresas de seguridad informática, además de la expulsión de 35 diplomáticos del país.

Galería de imágenes: