PD América
El fundador de WikiLeaks, Julian Assange. PD

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que investiga a Julian Assange desde 2010, prepara cargos para detener al creador de Wikileaks. Según reveló CNN, los funcionarios encontraron una forma de avanzar para solicitar el arresto de Assange sin afectar las normas constitucionales de libertad de expresión que los limitaban hasta el momento.

"La perspectiva de los Estados Unidos sobre Wikileaks comenzó a cambiar luego de que los investigadores encontraron lo que creen que son pruebas de que Wikileaks jugó un papel activo para ayudar a Edward Snowden, un ex analista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA)", citó la cadena de noticias.

Cuando se comenzó a preparar el caso contra Assange, durante el gobierno de Barack Obama, el fiscal general Eric Holder y sus funcionarios determinaron que era muy difícil acusarlo a él en persona porque Wikileaks no fue el único medio por el cual se difundieron los miles de documentos militares que había robado un ex oficial de inteligencia militar, que tras su cambio de género se llamó Chelsea Manning. Al mismo tiempo los publicaron, por ejemplo, The New York Times y The Guardian.

Assange permanece asilado en la embajada de Ecuador en Londres, para evitar ser detenido por cargos de violación presentados ante la justicia sueca. Luego de que el presidente electo ecuatoriano, Lenín Moreno, asegurase que iba a continuar la política de refugio del mandatario saliente, Rafael Correa, los funcionarios de los Estados Unidos comenzaron a buscar otros cargos para reclamar la presentación judicial de Assange.

Según las fuentes de CNN en el Departamento de Justicia, encontraron evidencias de que Wikileaks colaboró de manera activa con Snowden para publicar una colección enorme de documentos clasificados.