PD América
Sería una tontería que el pueblo de Cataluña no se quedara en España

Las buenas relaciones con Estados Unidos son uno de los grandes activos de nuestra política exterior y eso trasciende a los presidentes y a los gobiernos que se suceden a lo largo del tiempo, a uno y otro lado del Atlántico.

El extraordinario recibimiento que le ha dispensado Donald Trump al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, puede considerarse como el mejor termómetro de la calidez actual de esas relaciones entre los dos países.

Y la prueba de que ese buen clima tiene una firme proyección hacia el futuro han sido las referencias explícitas e indiscutibles a la crisis que han provocado los responsables independentistas catalanes.

Sin el menor resquicio de duda, el máximo dirigente del país más importante del mundo ha dejado claro que las insensateces de los que han convocado el referéndum ilegal no le provocan la menor simpatía.

El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo este martes 26 de septiembre de 2017 que "España es un gran país y debería permanecer unido", en referencia al referéndum soberanista que pretende celebrar el Gobierno de Cataluña el próximo domingo.

Trump habló en una conferencia de prensa junto al jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, desde la Rosaleda de la Casa Blanca tras el almuerzo de trabajo que ambos mantuvieron.

En respuesta a una pregunta sobre si apoya la actuación del Gobierno español ante ese referéndum, Trump sostuvo:

"Yo solo puedo hablar por mí, me gustaría que España continuara estando unida".

Comentó que Rajoy le ha trasladado que "no van a votar" el domingo en Cataluña y ha añadido que "la gente", en alusión a los catalanes, "se opone a eso". "Yo, por mi parte, lo único que puedo decir es que me gustaría que España siga unida", ha enfatizado.

El presidente de Estados Unidos opina que, "sin duda", los catalanes "aman su país, aman España", y no cree que se vayan a ir. Y de nuevo ha afirmado que él lo que quiere es "una España unida". "Y hablo como presidente de Estados Unidos, alguien que tiene un gran respeto por su presidente y su país", ha apostillado.

A su entender, el pueblo de Cataluña "tendría que quedarse en España". "Creo que sería una tontería no hacerlo así, que sigan dentro de ese bello país, un país histórico", ha exclamado el mandatario americano.

Hasta estas declaraciones de Trump, la Casa Blanca se había limitado a comentar que el 1-O era "un asunto interno" de España.

"Todo el mundo sabe que no se puede celebrar"

Rajoy, por su parte, recalcó que "todo el mundo sabe que no se puede celebrar" el referéndum y llamó al Govern a volver "al sentido común y a terminar con esta historia" que, según ha dicho, "lo único que hace es generar tensión" y "no aporta nada bueno" al conjunto de los ciudadanos.

Al ser preguntado si teme una declaración unilateral de independencia y qué haría su Gobierno en ese caso, Rajoy ha señalado que ese paso lo tendría que "tomar o no" el Parlamento catalán, pero sería "un disparate".

Por eso, ha defendido que no se siga adelante con el referéndum porque no hay ni junta electoral, ni papeletas ni personas en las mesas, dijo. Según él, lo que puede haber es "alboroto" y "ruido", pero no un "referéndum válido, democrático y con un mínimo de garantías".

Rajoy no asistirá a la cumbre de la UE en Tallin

Por otra parte, el 1-O ha obligado a Mariano Rajoy a cambiar su agenda y, finalmente, no acudirá a la cumbre de la Unión Europea en Tallin (Estonia).

En un principio, el presidente español había previsto viajar el jueves y permanecer al menos hasta el viernes, para tratar de dar una imagen de normalidad ante el referéndum, pero finalmente ha decidido quedarse en España toda la semana.