PD América
El dictador chavista Nicolás Maduro (VENEZUELA). EP
La oposición alerta de una «posible ola de represión» para incriminar a otros dirigentes políticos por el supuesto atentado contra Maduro

El tirano Nicolás Maduro dice ahora que, en su día, el colo,mbiano Santos le dijo a Mariano Rajoy que antes de que él abandonara la presidencia, "el venezolano ya no estaría".

El cada día más desquiciado Maduro sigue acusando al ya exdirigente colombiano de estar detrás del ataque con un dron contra él.

Y mientras tanto, incrementa brutalmente la represión. El chavista Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, tras recibir órdenes directas del sátarpa, decidió este 8 de agosto de 2018 enjuiciar a los opositores Julio Borges, expresidente del parlamento venezolano, y al diputado Juan Requesens, ambos dirigentes del partido Primero Justicia (PJ), por estar presuntamente vinculados al supuesto atentado contra Maduro del pasado sábado.

El diputado Julio Borges es fundador del PJ y se encuentra exiliado en Bogotá, Colombia, mientras que Juan Requesens fue detenido por el SEBIN, la policía secreta venezolana, la noche de este martes.

En primer lugar, la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) decidió con la ponencia del magistrado Juan Luis Ibarra Verenzuela, iniciar el proceso contra los dos opositores por los supuestos delitos de Julio Borges bajo los cargos de «instigación pública continuada; traición a la patria; homicidio intencional calificado en grado de frustración contra Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela».

El TSJ ordena también que, por tratarse en flagrancia este procedimiento, y de conformidad con la decisión N° 1684 del 4 de noviembre de 2008 de la Sala Constitucional del Alto Juzgado, no procede el antejuicio de mérito de Julio Borges (proceso por el que el TSJ declara si hay o no mérito para enjuiciar a un funcionario público).

Por esta razón, el enjuiciamiento del diputado ante la Asamblea Nacional corresponde a los tribunales ordinarios en materia penal, según lo dispuesto en el artículo 378 del Código Orgánico Procesal Penal y ordena la inmediata detención del asambleísta, en base al artículo 116 de la Ley Orgánica del TSJ.

Por otra parte, el presidente del TSJ, Maikel Moreno, declaró la procedencia del enjuiciamiento del diputado de la Asamblea Nacional, Juan Requesens, durante una ponencia en la Sala Plena. Según la sentencia existen «suficientes elementos de convicción para estimar la comisión de delitos de naturaleza permanente» contra el diputado.

Asimismo, el Supremo ordenó mantener la custodia de Requesens, por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, hasta que la Asamblea Nacional Constituyente decida sobre el allanamiento de la inmunidad parlamentaria. En la sentencia del TSJ no se aclara cuáles son los elementos de convicción y los delitos de naturaleza permanente que se le atribuyen al joven diputado.

Tanto los partidos Primero Justica, Voluntad Popular y la plenaria de la Asamblea Nacional repudiaron la orden de captura, enjuiciamiento y allanamiento de la inmunidad parlamentaria contra Borges y Requesens del régimen de Maduro y denunciaron el secuestro del diputado Requesens por parte de la policía política.

En su comunicado, el partido Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López, rechaza las acusaciones irresponsables de la dictadura y manifiesta su solidaridad con Juan Requesens y Julio Borges a quienes «se ha violado su inmunidad parlamentaria, lo cual es una grave arremetida contra la Constitución nacional.

Alertamos sobre una posible ola de represión para incriminar a otros dirigentes políticos en este hecho».