PD América
Julio Borges y Juan Requesens

Esbirros chavistas allanaron las viviendas de Juan Requesens y Julio Borges el pasado jueves 10 de agosto, eludiendo todos los parámetros legales y constitucionales, y como parte del plan para inculpar a los dirigentes políticos en el presunto atentado en contra del dictador Nicolás Maduro Todo ello según aseguró el partido Primero Justicia a través de la red social Twitter.

 


 

 

 


 

 

"Sin orden de allanamiento, sin presencia de abogados", funcionarios del SEBIN (servicio de inteligencia) entraron "a la fuerza" en las residencias de ambos diputados en Caracas, publicó el partido político Primero Justicia en una serie de mensajes en Twitter.

Borges, ex presidente del Parlamento de mayoría opositora, se encuentra en Bogotá tras haberse exiliado. Requesens, en tanto, fue detenido el martes.

De antemano, Primero Justicia -organización del excandidato presidencial Henrique Capriles- declaró preocupación por lo que considera una acción de los funcionarios para "sembrar" pruebas que incriminen a los asambleístas.

"Durante más de cuatro meses he estado fuera de mi hogar y cualquier cosa que puedan poner allí, armas, drogas, documentos, es producto de la imaginación de ellos", dijo Borges en un video que difundió por redes sociales tras la denuncia de su tolda.

"No es ninguna víctima, es un victimario", agregó refiriéndose a Maduro.

El gobernante socialista acusó a Borges y Requesens de haber colaborado con la planificación del ataque con dos drones cargados de explosivos que supuestamente buscaba acabar con su vida el sábado pasado, durante un desfile militar en Caracas.

El miércoles, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró procedentes juicios contra Borges y Requesens, además de ordenar el arresto del primero, y la oficialista Asamblea Constituyente les levantó su inmunidad.

El opositor Parlamento pidió a la comunidad internacional desconocer la orden de captura contra Borges, en un acuerdo aprobado este jueves.

Maduro vincula a Borges y Requesens como planificadores del ataque con dos drones cargados de explosivos que supuestamente buscaba acabar con su vida el sábado pasado, durante un desfile militar en Caracas.

Los legisladores fueron mencionados por un militar retirado capturado por los hechos, Juan Carlos Monasterios, en un video difundido el martes por Maduro.

Monasterios aseguró que Requesens, con aval de Borges, gestionó su paso de Venezuela hacia Colombia para el entrenamiento de los supuestos autores materiales en una hacienda de la localidad de Chinácota.