PD América

Jennifer Lawrence fue pillada algo desmadrada en el club de striptease Beverly Hills Club en Viena, mientras estaba en la ciudad para filmar el thriller Red Sparrow.

El portal 'Radar Online' publicó un vídeo de la ganadora del Oscar gateando sobre el escenario y luego bailando animadamente con un hombre. La actriz también intenta realizar una coreografía alrededor de la barra, pero sin mucho éxito.

Un testigo dijo a la citada publicación que Lawrence "parecía borracha" y agregó que -en un momento de la noche- perdió su blusa y bailó "sólo con su sostén".

Cansada de las mentiras y del acoso, Lawrence emitió una declaración vía Facebook. "A nadie le gusta que se le recuerde por internet que trataron de bailar en un caño de stripper", dijo la actriz en su publicación. "Dejé caer mi paranoia por un segundo para divertirme. No voy a disculparme, tuve una explosión esa noche", agregó.

 

Además, aclaró que llevaba una camiseta de Alexander Wang y no estaba sólo con un sujetador. Y concluyó con un divertido comentario sobre su actuación: "No voy a mentir, creo que mi baile es bastante bueno".