PD América
Bella Hadid en Cannes TW

Dio comienzo uno de los eventos más esperados en la industria del cine y las modelos Bella Hadid y Emily Ratajkowski no se lo quisieron perder, pese a que ninguna de las dos compite por la Palma de Oro. Ambas fueron las grandes invitadas en la gala de apertura de la 70° edición del Festival de Cannes y se robaron todas las miradas en su paso por la alfombra roja.

Hadid y Ratajkowski, conocidas por animarse a lucir looks reveladores en grandes eventos sociales, cautivaron con sus vestidos de seda de color champagne.

Pero la supermodelo estadounidense de 20 años tristemente sufrió un inconveniente con su atuendo al exponer accidentalmente sus bragas mientras posaba para las cámaras.

El vestido, corto en la parte delantera, le jugó una mala pasada y terminó mostrando de más. La morena notó lo que sucedía y siguió posando como una verdadera profesional.

El ángel de Victoria's Secret sabía cómo lidiar con este tipo de situación, ya que pasó por un momento similar en el mismo evento el año pasado. Excepto que en esa ocasión no llevaba ropa interior.

Emily Ratajkowski fue la siguiente en llegar, con un vestido nude brillante muy parecido al que usó Hadid en Cannes 2016. El atuendo que eligió era sencillo pero muy sexy.

La modelo y actriz de 25 años dejó en claro por qué en la actualidad es una de las mujeres de más deseadas y buscadas tanto en las redes como por los medios de comunicación.

Por otro lado, ícono de Hollywood por décadas, Susan Sarandon demostró a sus colegas más jóvenes de la industria cómo deslumbrar en una alfombra roja con estilo propio.

La actriz de 70 años se veía fenomenal en un vestido de terciopelo verde con un gran escote, que exhibió sin vergüenza. Al look le agregó un par de gafas de sol oscuras.