PD América

La Marina de Sri Lanka rescató a un elefante del mar. La corriente le habría arrastrado hasta ahí y luchaba por mantenerse en la superficie a unos ocho kilómetros de las costas del océano Índico.

En total, el operativo duró doce horas en las que el animal intentaba sobrevivir. Fueron los buzos quienes, con ayuda de los conservadores de la fauna, le rodearon con cuerdas para llevarle hasta la costa donde fue finalmente liberado. Al parecer, es muy corriente que estos animales se sumerjan en el agua para tomar un atajo o chapoteen en la orilla para refrescarse.