PD América
Miranda Kerr sopla 32 velas EUROPAPRESS

Miranda Kerr tuvo un momento al estilo Marilyn Monroe por las calles de Nueva York: su vestido amarillo se levantó por culpa de una ráfaga de viento y terminó mostrando de más.

La supermodelo australiana de 34 años salía a un evento de belleza de la marca de cosméticos Sephora en Times Square cuando sufrió un percance con su ropa.

Los paparazzi -siempre atentos- retrataron el preciso momento en que la esposa del fundador de Snapchat, Evan Spiegel, expuso su trasero ante los flashes de los reporteros.

Kerr fue noticia en los últimos días por sus comentarios sobre el rol de la mujer en el matrimonio. En tiempos donde las mujeres de la industria del entretenimiento se unen para terminar con el machismo, la top model fue muy cuestionada tras aseverar que las mujeres necesitan arreglarse y cuidar el vestuario para complacer a sus hombres.

Sus declaraciones no sorprenden tanto. Años atrás afirmaba: "Los hombres se sienten importantes cuando les pides ayuda en vez de pensar que puedes con todo sola".