PD América

Los chavales eran sicarios de capo del narco al que perseguían los agentes brasileños. Iban muy felices en el coche oyendo música, sin notar que el helicóptero policial se les ponía encima. Tres han muerto y el cuarto resultó herido.

Sucedió en un municipio próximo a Río de Janeiro. En las imágenes se ve a los cuatro chavales escuchando desenfadadamente música dentro de un coche.

De repente, se escuchan disparos y se ve cómo la escena cambia rápidamente.

Una de las primeras balas habría alcanzado al adolescente que sujetaba el dispositivo móvil, que permanece en el suelo durante poco más de un minuto, transmitiendo en directo su muerte por Facebook Live.