PD América
Esta es la segunda vez que sacan extravagantes acusaciones contra mi cliente. Ustedes vienen tratando de perpetuar esta falsa narrativa desde hace un año

Donald Trump pagó 130.000 dólares (algo más de 100.000 euros) a una estrella del porno un mes antes de las elecciones de 2016, para que no hablara en público de un encuentro sexual que ambos habían mantenido años antes.

El principal abogado de la empresa de Trump, Michael Cohen, habría negociado el pago a la mujer, identificada como Stephanie Clifford, en octubre de 2016, , según ha publicado este 12 de enero de 2018 The Wall Street Journal.

Clifford, conocida en la industria del porno como Stormy Daniels, habría reconocido en privado que el encuentro tuvo lugar después de que ambos coincidieran en un torneo de golf en California en el verano de 2006, cuando Trump ya estaba casado con su esposa Melania.

Aunque el presidente fue acusado de conducta sexual inapropiada por otras mujeres durante la campaña, en este caso se cree que la relación fue consensuada.

Fuentes de la Casa Blanca han dicho al  The Wall Street Journal que se trata de "informes antiguos y reciclados, que ya fueron publicados y totalmente desmentidos antes de las elecciones", pero no se han pronunciado sobre el acuerdo económico revelado y del que se desconoce si fue negociado a sabiendas de Trump.

LA ACTRIZ ESTUVO A PUNTO DE DAR UNA GRAN ENTREVISTA SOBRE TRUMP

En 2016, el WSJ ya publicó que Clifford, de 38 años, habría estado en conversaciones con el canal ABC en el otoño de ese año para dar una entrevista sobre Trump, que finalmente no llegó a realizarse.

El abogado de Trump ha apuntado en un comunicado que es la segunda vez que el Journal está "sembrando acusaciones excéntricas" sobre su cliente, al tiempo que tacha el escándalo de "falsa narrativa" e insiste en que el acuerdo ha sido negado por las dos partes.

El letrado ha enviado un comunicado firmado por Storm Daniels en el que la actriz niega haber tenido "un affaire sexual y/o romántico" con el presidente y en el que afirma que los rumores que la acusan de haber recibido dinero de Trump son "falsos".

The Wall Street Journal, que no ha podido contactar directamente con la actriz, ha revelado que el ingreso a Clifford se hizo a través de su abogado Keith Davidson en una cuenta del City National Bank de Los Angeles, y que ella amagó con cancelarlo al ver que el pago se retrasaba.