PD América
Génesis, Karen y Katya, tres de las cuatro jóvenes asesinadas YT

Conocían bien aquel espacio amargo, que ni siquiera pretendía ser acogedor, de jabón Rosa Venus y tarima helada. Todos aquellos lugares olían igual, aunque no siempre fueran los mismos: en la entrada, un recepcionista oculto tras una trinchera de cristal ahumado que sólo pregunta por cuánto tiempo; en los pasillos, señores esquivos de mediana edad, acompañados de jóvenes de sonrisa cortante; y detrás de aquella puerta, ellas, siempre solas. Wendy, Katya, Génesis y Karen, que acabaron torturadas y asesinadas a los pies de una cama de motel de Ciudad de México. Nadie preguntó por ellas hasta que no se cumplió la hora de salida.

En 2017 al menos cuatro mujeres que se dedicaban a la prostitución de lujo, supuestamente de manera independiente, aparecieron muertas en unas condiciones muy similares. Dos de ellas se anunciaban en el mismo portal web y hasta se conocían. Eran escorts y ofrecían servicios que abarcaban desde una simple compañía hasta sexo. Con una tarifa media de 2.000 pesos por hora hasta 4.000 (de 100 a 200 dólares). Hotel incluido, según recoge Elena Reina en El País.

La página donde publicaban sus anuncios, ZonaDivas.com, manchada por dos de estos sucesos, presume de ser un portal ajeno al proxenetismo. El dueño ha llegado a manifestar en una entrevista de radio que su web actúa como un simple espacio publicitario. "Ellas nos contactaron", insiste. Pero, aunque no lo dice, ellos también.

Fuente Original: El País/Leer más

VIDEO DESTACADO: Esta joven grabó su propio asesinato tras discutir con su vecino