PD América
Modelos YT

Los crímenes de estas mujeres, en el marco de la ola de femicidios que estremece al país desde hace al menos una década, han quedado hasta el momento impunes, a pesar de su gran resonancia mediática.

La peculiaridad de este nuevo caso es que la mujer fue quemada con ácido, no se sabe si antes o después de ser victimada, según recoge Infobae.

Lo cierto es que su cuerpo apareció con huellas de tortura y el rostro totalmente desfigurado y abandonado en la vía pública en el municipio de Ecatepec, una de las zonas más peligrosas de la periferia norte de la capital, el domingo pasado.

Kenny, de 26 años, se anunciaba como la mayoría de las otras fallecidas sobre todo en la Ciudad de México, y los estados vecinos de México y Puebla y el norteño de Nuevo León, en la página de Internet zonadivas.com.

Las primeras investigaciones revelan que la joven salió el fin de semana con unos amigos a un festival de música electrónica en el Estado de México, pero desde el viernes pasado se le perdió el rastro, al dejar de comunicarse con sus amigos y conocidos por WhatsApp.

El primer femicidio de mujeres que aparentemente se dedicaban a ofrecer servicios de prostitución de alto nivel a través de Internet ocurrió el 4 de febrero del 2017 en el hotel Príncipe de la colonia (barrio) Escandón, de la Ciudad de México, cuando fue hallado el cuerpo de la venezolana Wendy Vaneska, de 26 años.

El segundo ocurrió el 13 de abril en el hotel Estadio, del barrio Roma, y también se trató de otra mujer de 28 años, ciudadana mexicana, identificado como Katya, la única mexicana víctima de esta cadena de homicidios.

El 17 de noviembre siguiente tuvo lugar el tercer asesinato, de la venezolana Génesis, de 24 años, en el hotel Venustiano Carranza.

Adreina, venezolana de 27 años, cuyo cadáver fue hallado el 27 de diciembre pasado en el elegante sector de San Pedro Garza García, del estado de Nuevo León, cerca de la frontera con Estados Unidos, fue la cuarta víctima.

Sin embargo, esta murió cuando salía de un centro nocturno y hombres armados le dispararon desde un auto en movimiento.

El quinto caso correspondió a la argentina Karen Ailen Grodziñiski, originaria de la localidad chaqueña de Presidente Roque Sáenz Peña, de 23 años, que apareció sin vida en el Hotel Pasadena un día después.

Finalmente sobrevino el caso de la venezolana Kenny, que aparece como un verdadero desafío de las autoridades y que está alimentando otra vez un fuerte clamor por justicia, porque hasta ahora no hay ninguna persona arrestada por los asesinatos.

De acuerdo con cifras oficiales, entre 2004 y 2016 en México fueron asesinadas 26.266 mujeres, de las cuales 34% (8.913 mujeres) podrían ser catalogadas como femicidios, es decir, que fueron victimadas por el solo hecho de ser mujeres, según la organización Data Cívica.

VÍDEO DESTACADO: Terry Gobanga: "Me violaron en grupo el día de mi boda"