PD América

Como díce la voz popular: "Desnudo nací, desnudo me hallo: ni pierdo ni gano". Cuando uno va a una tindercita se espera casi cualquier cosa, pero una de las pocas cosas que nadie esperaría es que tu match se presente desnuda (bueno, si has quedado con un hombre quizá sí te puedes esperar cualquier cosa). Pero eso es exactamente lo que le ha pasado a este chico.

Joy unió fuerzas con Jen, una especialista en body paint, para presentarse en la que era su segunda cita de Tinder -la primera con este chico- únicamente con un tanga y un poco de pintura sobre su cuerpo, según recoge El Español. Y a pesar de las innumerables pistas e incluso hablar de ello, él no lo descubre hasta prácticamente el final de la cita.