PD América
Kaylee Twitter

Kaylee Muthart, la joven de 20 años que se arrancó los ojos mientras estaba en un estado psicótico inducido por metanfetamina, contó a People qué fue lo que la llevó el pasado 6 de febrero a cometer ese acto contra sí misma frente a una iglesia en Anderson (Carolina del Sur, EE.UU).

Apenas unos días antes de ingresar a un centro de rehabilitación por ser adicta a drogas, Muthart ingirió una dosis de metanfetamina que le provocó una alucinación. En concreto, distorsionó su percepción de la realidad y su relación con Dios,s egún recoge RT.

"Pensé que todos los que habían muerto estaban atrapados en sus tumbas, que Dios estaba solo en el cielo, y que yo tenía que sacrificar algo importante para poder liberar a todos en el mundo en favor de Dios", narró Kaylee. "[La droga] hizo que el mundo se volviera más oscuro, tomó todo aquello en lo que creía y lo distorsionó para obligarme a sacarme los ojos", agregó.

"Daba miedo, no entendía lo que Dios quería de mí, pero me hacía sentir que debía ser yo quien lo hiciera. Y me alegré de hacerlo, porque siempre tuve un gran corazón y nadie me devolvió ese amor", recordó.

VÍDEO DESTACADO: Esta mujer tiene los ojos rojos durante años y hallan esto en sus pestañas