PD América
En el extremo noroeste de EEUU, el estado de Pensilvania. PD

Comenzó en abril de 2018, según revela The Washington Post vía Science Alert.

Una explosión de madrugada, a las 3:30, que se extendió por el bosque de Lonely Cottage Road en Upper Black Eddy (Pennsylvania). Uno de los habitantes de la zona, Nick Zangli, contó que las ranas y los grillos dejaron de hacer ruido. El hombre cargó un arma y salió a ver qué había ocurrido.

Zangli no vio nada, tan solo un silencio misterioso después de lo que más tarde denominó como una "una explosión muy grande" en una zona rural de Pennsylvania. Al día siguiente alguien encontró un cráter de varios metros de ancho, de aproximadamente medio metro de profundidad, junto a un camino cerca del bosque. Al parecer, los escombros se habían esparcido por la acera.

Zangli no es el único desconcertado, y aquella explosión tampoco fue la única. En realidad, se han dado al menos otras 19 en los condados de Upper Bucks y Lehigh desde el 2 de abril, y la policía y los investigadores no tienen una explicación, al menos de forma oficial, de lo que está sucediendo.

Según ha explicado Marc Allen, un portavoz de la policía, al Washington Post, las autoridades no quieren informar más de la cuenta sobre las hipótesis y sospechas que barajan. Y hasta ahí la versión oficial.

Se sabe que todas las explosiones ocurrieron de madrugada, entre la 1 y las 4:30 en los últimos dos meses, y que nadie ha resultado herido. También se sabe, o al menos la policía se mueve en esa teoría, que las explosiones son intencionales y en ningún caso por razones geológicas, de construcción o de otro tipo.

Charlene Hennessy, portavoz de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, también ha comunicado que la agencia ha estado involucrada en la investigación, pero no ofreció más detalles sobre la respuesta federal, que por lo visto incluye agentes del FBI.

En cualquier caso, Hennessy sí ha especulado algo más que la policía ante los medios. La portavoz de la ATF dijo que podría ser que las explosiones fueran causadas por grandes cantidades de explosivos llamados Tannerite, los cuales se venden legalmente y no están reguladas por la ATF.

¿Por qué? Tannerite se vende como componente separado que, cuando se combina con un arma, pueden producir una pequeña explosión. De hecho, como dijimos hace un tiempo, estallar grandes cantidades de Tannerite tiene su propio género en YouTube.

Un ejemplo. En el siguiente video, un grupo de entusiastas reunió una gran cantidad de tannerita en un cubo de plástico y lo metió dentro de un granero abandonado, al menos eso es lo que explica un hombre que lleva una máscara de Richard Nixon, gafas de sol y protección auditiva:

Dicho esto, la escasez de información ha dejado a los lugareños a especular acerca de las explosiones nocturnas, con conjeturas que incluyen satélites que caen del cielo o algún tipo de perforación ilegal. Según Sue Crompton, una de las afectadas de la zona, una explosión del 30 de abril sacudió la tierra y las ventanas en una casa que comparte con su madre:

Prácticamente me dejó inconsciente. Tu mente va a los meteoritos o las personas que fabrican bombas. Simplemente no quiero que nadie salga herido.

Crompton sabe de lo que habla. La mujer le dijo a los medios que trabajó en el pasado en una estación de esquí en Colorado y, a veces, vio demoliciones controladas para mitigar los peligros de avalanchas repentinas. En cualquier caso, tanto ella como el resto de afectados esperan que se encuentre rápido el origen de las explosiones. Como explicaba Zangli, "es posible que incluso sean niños haciendo estallar cosas, pero podrían matar a alguien en el proceso".