PD América
Cristobal Ferrer Jaouen 'El Español'. EE
Según la policía, fue asesinado con arma blanca

Ya hacía años que Cristobal Ferrer Jaouen había dejado su Ibiza natal para probar fortuna en la parte más desconocida del Caribe.

Concretamente llegó al estado de Sucre, del que se dice que tiene las playas más bellas de todo el país.

Allí se casó en segundas nupcias con una venezolana llamada Carmencita, con la que tiene un hijo de un hijo de casi dos años.

Allí, en un lugar idílico llamado Playa Patilla, abrió un restaurante que, por la morriña, llamó como su ciudad natal: Ibiza Club.

Allí se convirtió en 'El Español'.

El día 23, víspera de San Juan, la Policía Municipal de Bermúdez decidió, con autorización judicial, echar la puerta abajo. Lo primero que les llamó la atención es que faltaba el coche.

Un Jeep Grand Cherokee con el que El Español, amante de los automóviles de gran cilindrada, se movía por la costa.

Era habitual verlo “manejando en su carro”, según le apuntaron varios vecinos a la policía. Pero “su carro” no estaba allí, según recoge David López Frías en El Español

Las sospechas de que se podría haber marchado duraron hasta que los agentes llegaron a La Cocina del establecimiento. Allí, dentro de un congelador de grandes dimensiones, hallaron los restos descuartizados de El Español.

Su cuerpo desmembrado fue trasladado al hospital Santos Aníbal Dominicci, donde su familia reconoció el cadáver y donde le fue practicada la autopsia.

El análisis forense determinó que El Español había sido asesinado a machetazos. Tenía numerosas heridas de arma blanca. Después fue troceado e introducido en el congelador de su propio establecimiento.

Las pesquisas de la Policía Municipal concluyeron que, además del todo terreno, a El Español le habían sustraído varios objetos de valor de su restaurante. Lo que más llamó la atención fue que faltaba la tele LED de grandes dimensiones que había en el restaurante.

También el DVD y el equipo de sonido Y que, a pesar de que todo apuntaba a un robo, las cerraduras del establecimiento no habían sido forzadas en ningún momento. El hecho provocó las sospechas de los investigadores, que empezaron a estudiar la posibilidad de que el asesinato hubiese sido cometido por personas de su propio entorno.

La investigación ha durado dos días. Finalmente, la policía ha detenido a cuatro trabajadores del Ibiza Beach.

José Alfredo García Carreño y Jonny José Rodríguez han sido detenidos como presuntos autores materiales del asesinato. En la operación también han sido detenidos Jesús Allen Vera y un tipo llamado Robert Sosa pero apodado ‘El Jei’. Los cuatro eran empleados de El Español.

VÍDEO DESTACADO (+18): Asesinato en la peluquería