PD América
Shoko Asahara RS

El fundador de la secta Verdad Suprema, Shoko Asahara, considerado el cerebro de los mortales ataques con gas sarín en el metro de Tokio en 1995, fue ejecutado este viernes en la horca, según informó la cadena pública NHK, según El Español.

El carismático gurú de 63 años, cuyo nombre real era Chizuo Matsumoto, ha sido ejecutado junto a otros seis de los 13 miembros de la secta condenados a pena de muerte por un atentado que costó la vida a 13 personas y dejó a decenas en estado casi vegetativo.

Asahara, que padecía una ceguera casi total desde la infancia, llevaba detenido desde mayo de 1995, dos meses después del ataque del 20 de marzo en la red de metro de la capital japonesa.

Fue condenado a la pena capital en 2004 por ese atentado y otros como el perpetrado también con gas sarín en 1994 en la ciudad de Matsumoto (centro de Japón), donde murieron ocho personas y 100 resultaron heridas.

VÍDEO DESTACADO: Así mata lentamente el gas sarín de Bashar Al Assad en la agonizante Siria