PD América
Hacker Pixabay/ Imagen ilustrativa

El pasado 1 de junio, Insikt Group de Recorded Future descubrió que alguien estaba intentado vender documentos clasificados pertenecientes al ejército de los Estados Unidos en la dark web y deep web. Después de tres semanas de investigación, lograron determinar que los documentos eran reales y habían sido robados a la Base de la Fuerza Aérea de Creech, según recoge Raúl Álvarez en xataka.

Lo increíble de todo, es que el hacker dijo haberlos obtenido a través de una vulnerabilidad en uno de los routers Netgear de la base. Ahora se sabe que dicha vulnerabilidad era que el nadie había actualizado el router para cambiar el usuario y contraseña por defecto.

De acuerdo a la información, fueron dos miembros vinculados al ejército de los Estados Unidos quienes fueron afectados por este fallo, y en ambos casos ninguno pudo cambiar las credenciales predeterminadas de su router. Ante esto, el hacker sólo tuvo que hacer una búsqueda en internet para buscar esas configuraciones predeterminadas, para así poder acceder a los ordenadores que estuvieran conectados a estos routers.

Uno de los afectados fue el Capitán de la Fuerza Área en Creech, a quien le robaron varios archivos sobre el drone militar MQ-9 Reaper, incluidos los manuales de mantenimiento y una lista de las personas asignadas para trabajar en su mantenimiento.

Por otro lado, a la segunda víctima, de la que se desconoce su identidad pero que apunta a un alto mando del Pentágono, le fueron extraídos una docena de documentos confidenciales del ejército, incluyendo el manual de mantenimiento para el tanque M1 Abrams, otro manual que describe la tácticas usadas por el pelotón de tanques y un tercer manual que explica cómo minimizar el daño ante la presencia de dispositivos explosivos improvisados.

VIDEO DESTACADO:"Los 'hackers' británicos de Cambridge Analytica" injirieron en las elecciones de EE.UU.