PD América

Un nuevo caso de violencia sacude a Venezuela. En las últimas horas, Antonio Rojas Castro, de 19 años, fue brutalmente asesinado por una banda criminal en una zona boscosa de Ocumare del Tuy, en el estado Miranda.

El joven fue descuartizado vivo con un machete. Los criminales divulgaron el sangriento video en las redes sociales, provocando una gran conmoción en en el ya de por si atormentado país.

La víctima fue sometida por dos agresores. Uno de ellos filmaba, mientras que el otro agredía a Rojas Castro con el machete.

Éste primero le propinó una gran herida en uno de los brazos, el cual luego le fue amputado.

Mientras gritaba del dolor, los delincuentes lo insultaban y le decían "muere maldito", según consigna El Nuevo Herald.

Posteriormente, a la víctima le cercenaron el otro brazo, las orejas y las piernas.

También amenazaron con cortarle la cabeza, pero eso no fue mostrado en el video.

Luego de viralizarse las imágenes, agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de Venezuela detuvieron a seis personas.

El portal El Pitazo informó que los sospechosos comparecieron ante un tribunal este 1 de agosto de 2018.

El brutal asesinato tuvo lugar el pasado 24 de julio. Los agresores pertenecerían a la banda criminal "Cari-Cari", mientras que Rojas Castro era integrante de la pandilla rival "El Edgar".