PD América
Jordan Holgerson tiene 16 años. Junto a un grupo de amigos había llegado a un puente que atravesaba el Río Lewis, en Moulton FallsYacolt, Washington. Jordan tenía miedo.

Todos saltarían hacia el agua desde una gran altura, pero ella tenía miedo. Natural. Entendible.

Hasta que súbitamente alguien la empujó violentamente desde atrás, sin que pudiera reaccionar.

La joven grita desesperada, moviendo sus extremidades en el aire, buscando aferrarse a algo que no podrá detener su caída desde el precipicio, según infobae

Quien provocó su vuelo de 20 metros fue nada menos que una de sus "amigas".