Andalucía

Benjamin Constant decía: "Lo arbitrario no sólo es funesto cuando se utiliza para el crimen. Empleado contra el crimen, también es peligroso".

A última hora de ayer 3 de marzo de 2018, fue encontrada en una rambla cercana a una depuradora de tratamiento de aguas fecales, al norte de Las Negras, una camiseta interior blanca.

El hallazgo fue efectuado por el padre del Gabriel y su novia, quien vistió al niño el día que desapareció.

Ambos reconocieron la prenda y lo pusieron en conocimiento de la Guardia Civil. Un vecino que tiene una nave de animales cerca de la zona, al enterarse del hallazgo, llevó a los guardias civiles las llaves de su propiedad, ya que está en desuso y cerrada con candado desde hace cuatro años, por si la quisieran analizar.

No sólo los padres de Gabriel están destrozados. Puri Carmen, la abuela del pequeño, está viviendo su peor pesadilla. El pasado viernes por la noche (23 de febrero de 2018), Ángel vino a casa de su madre que tiene 67 años con su hijo.

Ese fin de semana le tocaba a él estar con el pequeño. Así que tras salir del trabajo, Ángel y su pareja viajaron allí con el menor de ocho años, desaparecido el pasado martes en Las Hortichuelas, una pedanía de Níjar (Almería). Un niño «muy formalillo y educado», según dicen todos los vecinos.

«No es como era yo a su edad, que salíamos a hacer el cabra», afirma uno de ellos, según recoge Belén Tobalina en La Razón.

Gabriel tenía por delante un gran puente y muchas horas de juego. Aunque en esta pedanía no suele haber muchos niños, al ser festivo, Gabriel sabía que iba a poder jugar con sus primos y con otro niño del pueblo.

«El pasado domingo vino a jugar aquí, delante de mi casa, con el nieto de Sonia».

Gabriel había ido a buscarle a casa. De hecho, nada más verle Antonio, la pareja de Sonia, que es primo de su padre, recuerda:

«Vino a las 12. Estuvo aquí, le dije ¿dónde vas?».

''Aquí, a ver si está mi amigo'', me respondió».

Galería de imágenes: