Andalucía
Guardia Civil RS

Nuevo golpe al narcotráfico en el Campo de Gibraltar, aunque en esta ocasión ha sido por partida doble. Dos operaciones de Guardia Civil y Polícía han dado como resultado la detención de 25 personas y la incautación de 5.400 kilos de hachís.

La primera de las actuaciones se ha desarrollado entre La Línea y Sotogrande. La Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Wadi-Nasa', ha detenido a los 17 presuntos integrantes de una organización de narcotraficantes que operaba en La Línea, San Roque, Los Barrios y Algeciras.

La investigación se inició en septiembre de 2017, cuando la Guardia Civil detectó una organización de narcotraficantes que estaba operando en la zona de Sotogrande, en San Roque (Cádiz), donde el supuesto cabecilla poseía un inmueble desde el que dirigía y controlaba los alijos.

Para que estos alijos llegasen a consumarse, disponían de dos viviendas en Palmones (Los Barrios), en primera línea de playa, desde donde botaban embarcaciones que habían sido previamente modificadas, para asegurar el interior y permitir la rápida entrada y salida de las mismas.

Además, habían instalado «sofisticados» sistemas de seguridad perimetrales y de zona, con el objeto de detectar la presencia de fuerzas policiales en las inmediaciones, según detalla el Instituto Armado.

Naves en Palmones

También contaban con varias naves industriales en el polígono de Palmones de Los Barrios, que usaban como base logística y que habían adecuado para guardar vehículos, embarcaciones, motores, tractores, combustibles y remolques. Durante los meses de investigación, los guardias civiles frustraron varios alijos, «debido a la presión policial».

En total, se han realizado 13 registros en domicilios y naves en los que se han intervenido once vehículos de alta gama, cinco motocicletas, dos tractores, cinco embarcaciones semirrígidas, un semirremolque de camión, dos remolques de embarcaciones, tres escopetas, tres pistolas simuladas, 1.010 cajetillas de tabaco de contrabando, 3.427 litros de combustible y 152.450 euros.

La operación ha logrado desmantelar la base logística de la organización establecida en dos viviendas y en varias naves ubicadas en Palmones, y ha permitido la detención de los 17 presuntos integrantes de la organización, todos españoles, a excepción de un gibraltareño. Además, otras cuatro personas han sido investigadas.

Ha sido dirigida por la Fiscalía Antidroga del Campo de Gibraltar y desarrollada por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) y por el Equipo de Patrimonio, además de contar con la colaboración de otras unidades de la Comandancia de Algeciras, la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS) y la Unidad de Helicópteros del Sector Aéreo Sur.

La segunda operación también se ha desarrollado en el Campo de Gibraltar, pero ha tenido otras ramificaciones. Agentes de la Policía Nacional, de la Guardia Civil y funcionarios de la Agencia Tributaria, en una operación conjunta, han detenido a catorce personas y han intervenido 3.700 kilos de hachís en una nueva operación contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar.

En el operativo se ha desarticulado una organización criminal asentada en la costa gaditana y con ramificaciones en Huelva, Málaga y Ceuta. Además se han incautado tres narcoembarcaciones provistas de motores de gran potencia, una embarcación de recreo tipo yate, un pesquero arrastrero, nueve vehículos y más de cien mil euros en efectivo.

Logística en Marbella

La investigación comenzó el pasado mes de noviembre de 2016. Los agentes detectaron los movimientos de una embarcación semirrígida que estaba siendo usada para el cambio de tripulaciones y la entrega de provisiones en el puerto deportivo de la Bajadilla de Marbella.

Las investigaciones realizadas sobre la personas identificadas en torno a la embarcación permitieron avanzar en la estructura de un grupo dedicado presuntamente al narcotráfico y asentado en el Campo de Gibraltar. Asimismo se supo que operaban mediante embarcaciones semirrígidas en las aguas del Estrecho de Gibraltar, teniendo ramificaciones en Manilva (Málaga), Huelva y Ceuta.

La primera fase de la operación se desarrolló el pasado mes de febrero cuando se detectó una embarcación que zarpó de El Terrón (Huelva) rumbo a la costa marroquí. Tras su abordaje, los agentes localizaron cincuenta fardos de arpillera que contenían unos 1.500 kilos de hachís y detuvieron a los dos tripulantes.

Al mes siguiente se llevó a cabo la segunda fase. Los investigadores detectaron cómo una de las embarcaciones utilizadas por la organización salía a navegar y tomaba tierra en la costa marroquí. Una vez de regreso a nuestro país fue abordada frente a las costas de Cádiz y Huelva localizando setenta y seis fardos y arrestando a cuatro individuos.

Tras analizar todos los datos de las dos fases, los investigadores procedieron a la explotación de la operación y detuvieron a ocho personas entre los que se encontraban los cabecillas de la organización. Ellos eran los encargados de contactar con los proveedores marroquíes, con los organizadores en tierra y con los pilotos de las embarcaciones.

En total, los investigadores se han incautado de 126 fardos que contienen unos 3.700 kilos de hachís, tres embarcaciones semirrígidas provistas de motores de gran potencia, un pesquero arrastrero, una embarcación de recreo tipo yate, nueve vehículos -uno de ellos sustraído-, una maleta de aluminio que contiene un dispositivo múltiple de radiofrecuencia y transmisiones, un maletín con un dispositivo para la detección de balizas de geolocalización, una baliza de rescate, dos armas de fuego, dos ballestas y cien mil euros en efectivo.