Andalucía
Lucía SOS Desaparecidos

La investigación sobre la muerte de Lucía Vívar, la niña de tres años cuyo cuerpo apareció entre las vías del Cercanías que cubre el trayecto entre Málaga y Álora, ha dado un giro.

Fuentes de la investigación han confirmado a Canal Sur TV que en la autopsia no se encontraron lesiones de ningún tipo en los pies de la niña, por lo que surgen las dudas sobre la posibilidad de que la menor muriera por accidente y que anduviera sola durante tres kilómetros por la vía del tren.

La principal hipótesis de la investigación, que continúa bajo secreto de sumario, sostenía que la niña comenzó a andar desde la estación casi cuatro kilómetros, de manera que se cansó, se durmió junto a la vía del tren y fue golpeada por un tren.

Sin embargo, los datos a los que ha accedido Canal Sur TV ponen en duda esta hipótesis, pues los pies y piernas de la niña no presentan signos de que la niña hubiera caminado esa distancia.

Por el contrario, tal como asegura el citado medio, el cráneo de la pequeña estaba totalmente destrozado por un fuerte golpe, y se investiga también si existe otro daño previo al impacto. Mientras, se continúa investigando qué pudo pasar con la niña de tres años.

El tío de la niña dijo hace unos días en Telecinco que era imposible que la niña hubiera caminado esa distancia, por lo que sostuvo que «alguien se la ha llevado».

El cadáver de Lucía Vívar apareció el pasado jueves, tras varias horas desaparecida, cuando el maquinista de un tren avisó a Adif, a primera hora de la mañana, de la presencia de un cuerpo en las vías. La niña fue enterrada el 28 de julio de 2017 en Alhaurín el Grande, localidad donde reside su familia y que ha quedado conmocionada con este suceso.