Camino de Santiago

El peregrino del Camino de Santiago.

PD

Guía y consejos para el caminante

clipping

Camino de Santiago: Un código de conducta peregrino

"Es de bien nacido ser agradecido"

Periodista Digital, 05 de septiembre de 2013 a las 19:49

Salvo excepciones, que siempre existen, la gente que hace el Camino de Santiago se porta muy bien (Camino de Santiago: 'La Casa del Reloj').

La santa mezcla de esfuerzo, voluntad, sacrificio, aire libre, paciencia y retorno a los orígnes que conlleva echarse a andar o a pedalear día tras día sin propósito material alguno, hace aflorar las mejores cualidades.

Allí aparecen la ayuda a las personas, el saludo a los desconocios y la amistad entre seres que hasta aquel momento no se conocían (Camino de Santiago: Chanchullos, caraduras y negocios ocultos en la ruta).

Para pasar con bien y compartir momentos y etapas del Camino, basta aplicarse un viejo un refrán españo: "Es de bien nacido ser agradecido" (Camino de Santiago: La preparación previa del caminante o del ciclista peregrino).

Y como orientación, cuatro normas básicas:

  1. El Camino de Santiago no se hace por imposición, es una elección libre y por ello el peregrino no debe creer que tiene privilegios. En los albergues y establecimientos de la ruta hay que comportarse con educación, sin avasallar a los propietarios y hospitaleros y sin urgencias. Los hospitaleros voluntarios son también peregrinos y, como su nombre indica, ayudan de forma desinteresada y preparan los desayunos, compran y hacen la cena, limpian las instalaciones, curan heridas, etc.
  2. • No hay que tirar basura en el Camino, para ello conviene llevar una bolsa vacía y depositar en ella todos los envoltorios, latas y restos de comida que se vayan acumulando durante la etapa.
  3. • Todos los peregrinos merecen el mismo respeto, tanto los que han hecho diez caminos como los que empiezan, cada uno parte con objetivos y expectativas diferentes pero todos terminan abrazando el mismo fin. El Camino es una de las mejores escuelas en civismo y valores humanos que se puede encontrar, sólo hay que saber escuchar sus enseñanzas cada día para regresar a casa renovado, de mejor humor y siendo mejor persona.
  4. • Hay que ser consecuente, no es de recibo pedir refugio gratuito o quejarse del precio de los albergues y gastar el dinero sin control en cosas prescindibles.



facebook

Aviso Legal | Política de Privacidad | Protección de Datos | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05