Camino de Santiago

El Camino de Santiago en bicicleta.

ML

Guía y consejos para el peregrino

clipping

El Camino de Santiago en bicicleta: "La ruta larga y la ruta corta"

Son 770 km que desde los pirineos, cruzando todo el norte de España, llegan a Santiago de Compostela

Periodista Digital, 05 de septiembre de 2013 a las 20:09

No es un broma, ni algo que se pueda tomar a la ligera porque de punta a punta, tomados en serio y de acuerdo al patrón 'clásico', soon 770 km que desde los pirineos, cruzando todo el norte de España, llegan a Santiago de Compostela (Camino de Santiago: 'La Casa del Reloj').

Los antiguos lo bautizaron como el "Camino Francés" por era el que seguía la mayor parte de los peregrinos que llegaban a visitar la tumba del Apóstol desde los más diversos puntos de Europa.

La experiencia para el que cuente con el suficiente tiempo y forma física para cubrir este gran reto es indescriptible.

Se atraviesan las tierras más diversas -Navarra, La Rioja, Castilla y León, Galicia- y se tiene una visión impactante del gran legado cultural y monumental que se ha conservado en el Camino desde la profunda Edad Media.

Lo ideal es arrancar en Roncesvalles y los comodones hacen paradas en Pamplona, Estella, Logroño, Santo Domingo de la Calzada , Fromista, Sahagún, León, Astorga, Ponferrada, Villafranca del Bierzo, Cebreiro, Sarria y Melide, antes de llegar a Plaza del Obradoiro y besar los pies del Apóstol Santiago.

Nosotros, para mejorar el viaje, hacer un poco más de ejercicio y acortar el tiempo de la ‘peregrinación', recomendamos hacer menos etapas.

Lo ideal es salir de Roncesvalles, pedalear unos 100 kilómetros, que nos es nada del otro mundo para un buen ciclista decidido a adelgazar un poco y dormir en Estella.

El segundo día se pueden hacer otros 100 kilómetros y detenerse en Santo Domingo de la Calzada.

El tercero, haciendo 136 kilómetros, nos llevará hasta Fromista.

El cuarto, tras recorrer 120 kilómetros muy llanos y un poco desolados, nos deja en León, ciudad que exige una revisión a fondo, con obligada visita a la Catedral y tapeo o merienda-cena en el Barrio Húmedo.

El quinto día, para recargar las pilas y poder hacer frente después a unos buenos tramos de escalada, bastaría hacer los 57 kilómetros que separan la capital de la provincia de la ciudad de Astorga y disfrutar allí un buen rato de la obra de Gaudí, de la muralla romana y de algún museo.

El sexto día, basta hacer los 50 kilómetros de escalada y descenso que culminan en Molinaseca, casi a las puertas de Ponferrada.

Esa jornada hay que tomar la precaución de aprovisionarse de alguna piedra en el camino -si no se ha traído de casa- y echarla en la Cruz de Ferro, donde arrojan cantos desde tiempos inmemoriales todos los que pasan.

Molinaseca es un sitio para reposar, reponer fuerzas, bañarse en el río, comer bien y dormir en el albergue de peregrinos gratuito que hay ya a la salida o en alguna de las casas rurales, entre las que ‘La Casa del Reloj' es la ideal, juntando calidad, limpieza y precio.

El séptimo día y tras hacer un alto para visitar el castillo templario de Ponferrada, pasar por cacabelos y tomar un refrigerio en Villafranca del Bierzo, hay que pedalear duro cuesta arriba hasta el Cebreiro. Son sólo 55 kilómetros, pero con un tramo final empinado y bastante duro.

El octavo día se puede llegar hasta Sarria, que queda apenas a 46 kilómetros o echarle valor, meterse 120 entre pecho y espalda y acabar en Melide.

La ventaja de esta segunda y corajuda opción, es que basta hacerse medio centenar de kilómetros el noveno día y se puede llegar fresco y en forma a Santiago de Compostela.

CASA DEL RELOJ: un alto a mitad del Camino



facebook

Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05