Canarias
Pedro Quevedo (Nueva Canarias). PD
El PNV asegura que "no todo está cerrado" con el Ejecutivo

La ecuación le cuadra al Gobierno y por eso este viernes 31 de marzo de 2017 el Consejo de Ministros aprobará el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2017 (Albert Rivera anuncia que Ciudadanos apoyará los Presupuestos Generales del Estado).

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, apuesta al fin por la suma de PP, Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y también Nueva Canarias.

Pedro Quevedo, el diputado de NC que se siente 'reina por un día', anticipó este miércoles 29 de marzo las condiciones que exigirá para prestar el voto decisivo, el 176, a las Cuentas: 480 millones en el proyecto para "reconocer las pérdidas que las islas sufren al año al sufrir, con un sistema fiscal propio (el REF), el mismo régimen que el resto de autonomías" y otros 200 millones en inversiones en infraestructuras. Casi 700 millones en total.

Lo aseguraba el miércoles en pasillos del Congreso el diputado de esta formación, Pedro Quevedo, quien el martes por la noche habló "en conversación muy franca" con el ministro Cristóbal Montoro (Nueva Canarias rechazará los Presupuestos en la primera votación, pero espera aproximación más adelante).

Quevedo no está dispuesto a que el apoyo canario sea gratuito, y también condiciona "una abstención o el voto a favor" a que el Gobierno se pliegue a esas condiciones.

Y es que, como explica José Luis Bajo Benayas en 'El Economista', en esta compleja negociación el diputado de NC se juega mucho con su competencia directa, Coalición Canaria, dispuesta también a apoyar los Presupuestos si Hacienda es comprensiva con las islas.

Por el momento, Quevedo optará por votar contra los Presupuestos en el debate de enmiendas a la totalidad, previsto para la primera semana de mayo.

Pero en este caso el Gobierno salvaría el proyecto presupuestario porque tendría tantos votos a favor como en contra. Será después cuando Montoro deba ganarse el apoyo del aguerrido parlamentario canario, a quien ya tentó el Gobierno el año pasado de cara a la investidura de Mariano Rajoy (entonces fracasó en el intento).

"No puede ser que contemos con nuestro propio régimen fiscal y, al final, por la financiación autonómica aprobada en 2009, nos rijamos por el mismo sistema que el resto de comunidades autónomas", se quejaba este miércoles Quevedo en el mismo momento en el que Montoro, a escasos metros y en el Hemiciclo, defendía la política tributaria del Gobierno.

A juicio de este veterano político, Canarias pierde unos 480 millones al año, algo que debe corregir la futura reforma de la financiación.

Mientras ésta llega, deben aprobarse los Presupuestos del año, y por ello la fórmula que él mismo propone es que esa cantidad la recoja directamente el proyecto. A ello habrá que sumar otra jugosa partida de en torno a 200 millones para carreteras, aunque en este sentido Quevedo explicó que era más difícil "transmitir una cifra exacta".

Montoro, optimista

Fuentes parlamentarias trasladaron a elEconomista que el acuerdo presupuestario está mucho más avanzado de lo que los protagonistas reconocen, pero hay que respetar los plazos "y no dar, obviamente, un apoyo tácito incluso antes de que el Gobierno apruebe las Cuentas este viernes en Consejo de Ministros".

El más cercano sería Ciudadanos, quien en privado admite estar ya del lado del sí, porque aprecia voluntad de Montoro de reflejar algunas de sus condiciones: 100 millones extra para la Agencia Tributaria, lucha contra el fraude, complemento salarial y otras.

Más difícil lo está poniendo el PNV, al menos públicamente. Aitor Esteban, su portavoz, ya advirtió esta misma semana que "no todo está cerrado", si bien el acercamiento con el Gobierno es claro: la comunicación es ahora muy fluida, han pactado el trazado del AVE vasco y el PP se ha abstenido para que el Ejecutivo vasco aprobase sus propias Cuentas sin tener que recurrir a Bildu. La misma buena relación existe con Ana Oramas, de Coalición Canaria.

El PSOE queda, por tanto, fuera de la ecuación, y Montoro se lo afeó, algo que hizo incluso Mariano Rajoy en comparecencia posterior sobre el Brexit. A juicio del ministro, es "incoherente e impropio" decir que no a las Cuentas cuando los socialistas apoyaron los objetivos de déficit de este año y se avinieron a negociar el Decreto Tributario de subida de impuestos, aprobado el pasado mes de diciembre.

En este sentido, la carrera por el liderazgo del PSOE, que concluirá bien avanzado el mes de junio, ha echado por tierra cualquier posibilidad de entendimiento.

Pese a toda la polémica parlamentaria, al ministro se le aprecia tranquilo estos días. Tras abandonar el Congreso, y en el acto de firma de la Oferta de Empleo Público con los sindicatos en la sede de Hacienda, se le notó ya más pendiente del techo de gasto de 2018 y de las Cuentas del año próximo. Las de éste pueden estar salvadas.

Un calendario apretado

Marzo

Día 30: Déficit de 2016. El Gobierno hace público este jueves el dato de déficit definitivo de 2016. El ministro Montoro ya avanzó que, sin ayudas financieras, se situó en el 4,33%, "lo que hará más factible" el cumplimiento del 3,1% que deben recoger los Presupuestos este año.

Día 31: Anteproyecto PGE. El Consejo de Ministros aprobará este viernes, con tres meses de retraso, el anteproyecto de Presupuestos para este año. En principio, el Ejecutivo presentará nuevas estimaciones de creación de empleo y es posible que de PIB.

Abril

Día 4: Presentación en el Congreso. Montoro entregará el famoso pen drive con el proyecto a la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, y presentará las líneas maestras en rueda de prensa.

Día 6: Publicación en el BOE. El anteproyecto es publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Hasta ese día, los grupos parlamentarios podrán solicitar comparecencias de los altos cargos.

Días 24-28: Comparecencias. Los responsables ministeriales y secretarios de Estado comparecen en Comisión para desgranar los PGE en sus departamentos. El viernes 28 es el último día para registrar enmiendas a la totalidad.

Mayo

Días 3 y 4: Debate de la totalidad. El Gobierno pasa su primer gran examen y debe, al menos, contar con 175 votos a favor de sus PGE para sortear las enmiendas de PSOE, Podemos y nacionalistas.

Día 21: Primarias del PSOE. Susana Díaz, Patxi López y Pedro Sánchez se juegan liderar el PSOE.

Días 22 a 25: Nueva votación. Esa semana el pleno debe votar el dictamen de la Comisión de Presupuestos, y es ahí donde Moncloa necesita mayoría absoluta para que los PGE lleguen al Senado.

Junio

Días 17 y 18: Congreso PSOE. Congreso del PSOE para elegir al nuevo Secretario General.

A partir del 19: Hay PGE. Montoro lograría el sí y llevaría al Congreso, antes del 30 de junio, el techo de gasto... de 2018.