Canarias
La juez y ex diputada de Podemos Victoria Rosell. EP

El promotor de la Acción Disciplinaria del CGPJ ha propuesto sancionar con un mes de suspensión a la juez y ex diputada de Podemos Victoria Rosell por haber cometido «una infracción disciplinaria muy grave de desatención en el cumplimiento de los deberes judiciales».

El encargado de instruir las investigaciones a los jueces, Antonio Fonseca-Herrero, propone al Consejo la sanción al considerar probado que Rosell intentó en dos ocasiones tomar declaración a un abogado que la había recusado, lo que automáticamente la apartaba del caso.

«La obligación de María Victoria Rosell Aguilar era no intervenir en la instrucción de las diligencias previas».

Coincide así con e criterio del teniente fiscal del Supremo, Luis Navajas, que respalda la sanción:

«[La juez] olvidó, de manera sorprendente, que pendía sobre ella un deber inexcusable de abstención, lo que era obligado para dar una apariencia objetiva de imparcialidad y no perjudicar la confianza que en una sociedad democrática deben inspirar los Tribunales de Justicia».

Como explican en 'El Mundo' los periodistas Fernando Lázaro  y Manuel Marraco en una de los citaciones el abogado, Eduardo López Mendoza, no compareció y en otra se negó a responder alegando, precisamente, que aún estaba en el aire si Rosell podía instruir la causa.

Esta negativa del letrado, resalta el promotor, fue «el único motivo por el que las declaraciones no se llevaron a cabo ante la citada magistrada».

El caso del abogado se suma al de la instrucción por parte de Rosell del caso contra un empresario que mantenía negocios con su pareja sentimental.

Este asunto llevó a Rosell, a la que Podemos presentaba como su candidata a ministra de Justicia, a renunciar a repetir en las listas al Congreso de la actual legislatura.