Castilla-La Mancha

José Bono.

EP

Porcelanosa pagó 284.000 euros; Hoteles Beatriz, 90.000; y Seguros Pelayo, 30.000

clipping

Bono pidió a varios empresarios del Ibex 35 publicidad para su hípica

Los anuncios en diferentes soportes son la principal fuente de ingresos de la empresa del presidente del Congreso.

Enrique Morales y Juan E. Pflüger / L.G., 27 de febrero de 2011 a las 11:14

La sociedad Hípica Almenara, cuyo propietario mayoritario es el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, que posee el 80% de las acciones, acudió a varios responsables de empresas que cotizan en el selectivo Ibex 35 para solicitar que invirtiesen dinero en anuncios publicitarios en su instalación deportiva.

Así lo revelan a Enrique Morales y Juan E. Pflüger, periodistas del diario La Gaceta, varios empresarios, que reconocieron que los responsables de la empresa de Bono se pusieron en contacto con ellos para intentar que parte de su presupuesto de marketing se invirtiese en Hípica Almenara.

Ninguno de ellos ha confirmado si finalmente accedió a la demanda de la empresa del ex presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, pero lo que es cierto es que entre los muchos anunciantes del complejo ecuestre se encuentran empresas del Ibex.

Entre ellas destacan las eléctricas Endesa e Iberdrola, la constructora ACS y el Banco Santander.

Grandes ingresos

La publicidad, en diferentes tipos de soporte, es una de las principales fuentes de ingresos de la sociedad de la que participa José Bono, como socio mayoritario, y sus cuatro hijos con un 5% de las acciones cada uno.

En el año 2009, el empresario Francisco Hernando El Pocero declaró a los medios de comunicación que:

"Yo no hice las obras para Bono, las hice para unos señores que tienen allí unos carteles y una publicidad, que son los que me encargaron ese trabajo. (...) Y esas empresas, vía ingresos por banco, me pagaron las obras".

Un aspecto que, en mayo pasado, el grupo hotelero Beatriz confirmaba a este diario por medio de un correo electrónico:

"Es cierto. Pagamos la parte proporcional que nos correspondía, previa factura, y no nos fue reintegrada ninguna cantidad".

Tras las publicaciones de La Gaceta, el político socialista se apresuró a explicar estos extremos señalando que solamente Porcelanosa había pagado parte de los trabajos de mejora en las instalaciones.

En concreto, habría abonado 104.000 euros, a los que habría que añadir otros 180.000 destinados a la instalación de su torre publicitaria.

Otros ingresos de estas sociedades, reconocidos por Bono, fueron los 30.000 euros abonados por Seguros Pelayo o los 90.000 de Hoteles Beatriz.

Concluía señalando que la sociedad hípica tuvo que hacer frente al pago de 300.000 euros para la preparación de los soportes para la inclusión de anuncios.

Pero que todas las reformas habían partido de iniciativas de los propios anunciantes.

Obras polémicas

La empresa Onde 2000, propiedad de Francisco Hernando, confirmaba que el mismo José Bono se había puesto en contacto con ellos para realizar las mejoras en las instalaciones, y que estas poco tenían que ver con la posibilidad de aumentar los espacios publicitarios de los patrocinadores.

Así, un representante de la constructora señaló a este diario que "la hípica de Bono necesitaba un nuevo sistema de canalización y reconducción de aguas a través de un colector a la red general de alcantarillado y un sistema de conducción de aguas pluviales".

Además se realizaron otros trabajos varios como el acondicionamiento de las pistas, la construcción de gradas, las casetas para los caballos y el aparcamiento.

El total de las obras ascendió a 600.000 euros, de los que 104.000 fueron abonados por Porcelanosa y 200.000, según las declaraciones de Bono, por la empresa de su propiedad.

Jamás justificó de dónde habían salido los otros 300.000 euros invertidos.

Además de las empresas que suelen frecuentar este tipo de espacios con su publicidad, como Iberia, Hipercor, Coca-Cola o Bancaja, llama la atención la gran cantidad de empresas constructoras y otras relacionadas, de un modo u otro, con la Junta castellanomanchega.

Este diario ha supervisado cada una de las empresas que han incluido su publicidad en los certámenes de la hípica y ha podido comprobar que hay múltiples empresas locales dependientes de la Junta de Comunidades.

Así, son frecuentes carteles del propio Gobierno autonómico, de Caja Castilla-La Mancha o de la Fundación Cultura Deporte, dependiente del Ejecutivo regional.

También, empresas de servicios como Ambulancias Finisterre de Toledo o Medio Ambiente y Gestión, una empresa dedicada al urbanismo de parques y jardines y que en su página web se posiciona como uno de los principales contratistas de este sector con la Administración pública y los municipios de Castilla-La Mancha.

Amigos

Otras empresas que también han pagado espacios publicitarios a la mercantil propiedad de José Bono y sus cuatro hijos son: García Baquero, Seguros Pelayo, Rodríguez París y el Grupo de Empresas San Román.

Otras empresas son especialmente llamativas por los titulares de las mismas. Entre estas se encuentran las que son propiedad de Pedro Ortega Cano, hermano del diestro José, amigo personal del político castellanomanchego.

Pedro Ortega está presente en Hípica Almenara a través de la publicidad de dos de sus empresas, las constructoras Construcciones Cano, SA y Consor Ortega.

Otro de los amigos que han pagado carteles en el centro deportivo de Bono es Juan José Cercadillo, presidente del grupo inmobiliario Hercesa.

Porcelanosa e Iberdrola han anunciado que patrocinarán en mayo, nuevamente, el Concurso Internacional de Saltos de Toledo que se celebrará en Hípica Almenara.

El premio para el ganador del certamen asciende a 70.000 euros. La página que anuncia el evento es oxersport.com, también anunciante de la hípica.

 

NOTA.- Este artículo se publicó originalmente en La Gaceta.



facebook

Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05