Castilla-La Mancha
Niño, miedo. PD

La madre del bebé de 10 meses que ha fallecido en un accidente de tráfico ocurrido en Gerindote (Toledo) y que era la conductora del turismo ha dado positivo en la prueba de alcohol y de drogas, en concreto, por consumo de cocaína.

Fuentes de la Guardia Civil han precisado que, al practicarle la prueba de alcoholemia, la mujer -que se estrelló contra una farola- ha dado positivo en consumo de alcohol y doblaba el máximo permitido de 0,25 miligramos por litro en aire expirado, además de dar positivo en el test de drogas por consumo de cocaína.

Las mismas fuentes han informado, además, que el bebé de 10 meses que ha fallecido y su otro hijo, de siete años y que ha resultado herido, viajaban sin los amarres obligatorios.

La Guardia Civil de Toledo ha explicado que, de momento, la conductora del vehículo no está detenida al estar plenamente identificada y se le ha permitido que acuda al funeral de su hijo que, previsiblemente, se oficiará este viernes.

Tras el entierro, según las fuentes, los agentes procederán a su detención y practicarán las diligencias correspondientes.

El accidente ha ocurrido sobre las 0.10 horas cuando, por causas que aún se desconocen, el turismo que conducía esta mujer y en el que viajaban sus dos hijos se estrelló contra una farola.

Como consecuencia del impacto, el bebé de 10 meses murió y su hermano fue trasladado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo, donde permanece ingresado en la planta de Pediatría, según han informado a Efe fuentes del centro hospitalario.