Castilla-La Mancha
Emiliano García Page y José García Molina (PSOE y Podemos). CL5

La diputada regional del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Claudia Alonso, ha denunciado que el presidente de la Junta de castilla-La mancha, Emiliano García- Page siga manteniendo en su Gobierno al vicepresidente podemita José García Molina, que recientemente se mostró públicamente a favor del referéndum ilegal de Cataluña impulsado por los independentistas.

Alonso ha exigido a Page que cese de una vez a García Molina o, que por el contrario, dimita, porque "no se puede tolerar que Castilla-La Mancha tenga un vicepresidente que está a favor de un referéndum totalmente ilegal y fuera de la ley española, algo muy grave que no se puede tolerar".

Además, ha criticado que Page haya metido en su Gobierno a dos miembros de Podemos con tal de mantenerse en el poder y sin mirar el interés de los ciudadanos, a pesar de que tanto García Molina como la nueva consejera de Podemos pertenecen a un partido político radical de izquierdas que no defienden con firmeza la unidad de España y la legalidad constitucional frente al desafío de los independentistas catalanes.

En este punto, ha asegurado que es "vergonzoso" que Podemos esté en el Gobierno de Castilla-La Mancha, siendo un partido al que pertenece la diputada autonómica catalana que esta semana quitó las banderas españolas ubicadas en dicho parlamento regional.

"La unidad de España y la defensa de la Constitución son cuestiones que deben hacerse con firmeza; no vale que Page se muestre por un lado públicamente a favor de la legalidad española mientras que mantiene en su Gobierno a un vicepresidente que quiere que se vote ilegalmente en Cataluña", ha apuntado.

José García Molina (Barcelona, 29 de diciembre de 1969) profesor universitario de educación social español, es el actual secretario general de Podemos Castilla-La Mancha.

Fue el candidato de su partido a la presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en las elecciones autonómicas de 2015 y desde el 10 de agosto de 2017, es el vicepresidente segundo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, tras el pacto entre PSOE y Podemos que garantizaba el apoyo de los dos diputados de podemos al PSOE para aprobar los presupuestos a cambio de una vicepresidencia y una consejería, vicepresidencia que ocupó el propio Molina abandonando de inmediato el Parlamento castellano manchego.

Podemos carga contra el 'truhán' García-Page