Castilla y León
La Consejera del área de la dependencia, Alicia García

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha presentado la actualización del Catálogo de Servicios Sociales de Castilla y León y la primera evaluación efectuada al Catálogo actual desde su aprobación en 2014. Se ha presentado esta mañana en la reunión de la Sección de Servicios Sociales del Consejo de Servicios Sociales de Castilla y León.

Castilla y León es de las pocas comunidades que ha desarrollado su Catálogo de Servicios Sociales, aprobado en 2014, y la única que ha realizado una actualización y evaluación sobre su aplicación. Es la piedra angular del Sistema de Servicios Sociales y supone un giro radical al abandonar los modelos más tradicionales de servicios sociales y centrarse en un modelo basado en una atención a la carta, integral, basada en derechos subjetivos y en función de las necesidades de cada persona en cada momento. El Catálogo incluye la definición y clasificación de todas las prestaciones, su contenido e intensidad, la población destinataria o los requisitos para su acceso y disfrute, lo que permite a los profesionales de referencia asignados a cada usuario, en colaboración con el propio usuario y su familia, establecer qué prestaciones necesita una persona.

La Junta ha diseñado este Catálogo como una herramienta viva y flexible que se vaya adaptando a las distintas necesidades que vayan surgiendo. De esta forma, hoy se han presentado la primera actualización del Catálogo de Servicios Sociales de Castilla y León desde su aprobación en 2014 y también su primera evaluación tras tres años de aplicación.

1.- ACTUALIZACIÓN DEL CATÁLOGO CON NUEVAS PRESTACIONES

Se incorporan diez nuevas prestaciones. Con esta actualización, el Catálogo de Servicios Sociales de Castilla y León pasa a tener 119 modalidades de prestaciones, al incorporar diez nuevas a disposición de los ciudadanos. De estas nuevas prestaciones, algunas se han creado en estos años y otras, aunque ya existían como prestaciones, no estaban incorporadas al catálogo por estar pendientes de modificaciones normativas. Entre las primeras, se encuentran el servicio de información especializada sobre Renta Garantizada de Ciudadanía; el servicio de apoyo personal y familiar para víctimas violencia de género: apoyo técnico a las familias; la prestación económica para excedencia por cuidado de hijos; la prestación económica para reducción de la jornada laboral; el servicio de asistencia letrada y defensa jurídica a mujeres y niñas víctimas de agresiones o abusos sexuales: intervención técnica de apoyo social. Entre las segundas están el registro de parejas de hecho; el servicio de atención en centros infantiles de 0 a 3 años; la atención lúdica de niños y niñas para la conciliación; la ampliación horaria para la conciliación en escuelas infantiles del primer ciclo de educación infantil y el servicio de provisión inmediata de alimentación: servicio de distribución coordinada de alimentos.

Se mejoran 23 prestaciones. Junto a las nuevas prestaciones, la segunda novedad más destacada es que el nuevo Catálogo mejora sustancialmente 23 de las prestaciones que ya existían. Estas mejoras inciden, principalmente, en las condiciones de acceso, ampliando el perfil de los destinatarios -en seis prestaciones-, actualizando la compatibilidad entre prestaciones -en 12 prestaciones- y en la ampliación del carácter esencial -en cinco prestaciones-.

Se incrementan las prestaciones esenciales. En su conjunto, entre las nuevas prestaciones y las mejoradas, el nuevo Catálogo incrementa en 9 las prestaciones esenciales. De esta forma, 67 de las 119 prestaciones con las que cuenta ahora el Catálogo (el 56 %) son prestaciones esenciales, derechos subjetivos para las personas de prestación garantizada y el resto, 52 (un 44 %) no son esenciales.

Aumentan las prestaciones gratuitas, que son la gran mayoría. El Catálogo incorpora siete prestaciones gratuitas más que el anterior. De esta forma, 92 de las 119 prestaciones del Catálogo son gratuitas para el usuario.

Respecto al ámbito de necesidad que cubren, más de un 51 % de las prestaciones están dirigidas a garantizar una adecuada convivencia familiar y otro 30 % de ellas a favorecer el fomento de la autonomía y a la prevención de la dependencia.

En cuanto al tipo de prestaciones, un 22 % es de atención social comunitaria, un 21 % es de acceso al Sistema de Servicios Sociales, un 18 % de apoyo a la familia y un 11 % de prevención.