Cataluña
Xavier Sardá en la portada de su libro ‘Una historia de la mala leche’. PD
El presentador publica ‘Una historia de la mala leche’ y y le preguntan por soberanismo, derechas, izquierdas y los presuntos machos alfa de Podemos

Anda el independentismo catalán que se sube por las paredes con Xavier Sardá por no dejarles tener la fiesta en paz en otra de sus habituales jornadas históricas; en este caso la de la admisión a trámite por parte de la Mesa del Parlament de una petición de JxSí para crear una ponencia conjunta (El iconoclasta Xavier Sardá pega una patada al 'Hormiguero' y rompe el tabú de la pareja Iglesias-Montero).

La misión de ésta será reformar del reglamento para agilizar la tramitación de las leyes de desconexión.

Y en Cataluña se habla este 7 de marzo de 2017 de eso, pero también de la rajada del periodista de La Sexta contra los independentistas, a los que mete el dedo en la llaga en una entrevista en La Vanguardia (Cazan in fraganti a un cargo de ERC intentando abusar de una niña de 12 años).

En ella, Sardá no se anda por las ramas y asegura abiertamente que la independencia de Cataluña favorecería a cuatro... pero a cuatro que mandan, he ahí la cuestión de fondo.

Y no, nada tiene que ver con el mito del poble catalán -el pueblo- encadenado a España.

Usted es a tiempo parcial un “español de mierda” y un “catalán de mierda”, según el interlocutor. ¿Cómo lo lleva?

Ojo, que cuando voy por la calle la gente no me dice nada malo. Pero hay sectores minoritarios que… En los últimos tres años de Crónicas Marcianas tuve que ir con escolta. Hay sectores en Cataluña que, porque no soy independentista, porque no veo sobre todo el cómo, me llaman españolista de mierda. Otros, catalán de mierda. Resumen: soy una mierda.

¿A qué se refiere con no ver claro el cómo?

No lo veo yo ni Junts pel Sí, porque ya sabe que van a sacar a la gente a calle. Me inquieta. Me gustaría que no me preocupase.

¿Le ve mal final?

En estos momentos se busca una catarsis, una falta dentro del área, argumentos para decir que se intentó y no se consiguió… Si la gente de la calle es quien tiene que solucionar esto, me parece gravísimo.

Muchas personas unen las palabras España y facha en la misma frase sin demasiada elaboración previa, olvidando que un partido de derechas comanda el ‘procés’. Usted que es un hombre de izquierdas, ¿cómo lo ve?

Absolutamente. Podemos habla de castas. Yo hablo de élites. Hay una élite que manda en Madrid y una élite que manda en Barcelona; hay 200 familias a quienes la independencia les iría muy bien pero es cambiar de élite. Para según qué cosas, cuanto más lejos estén determinados asuntos, quizá mejor. Entre ellos, la justicia. No soy partidario de grandes cercanías en eso. Pero en todo caso, es una cuestión de élites: se está haciendo una enorme campaña a favor de una élite barcelonesa por lo que respecta a Convergència [ahora PdeCat] y menestral por lo que respecta a ERC.

¿Diría, pues, que la independencia, en parte, a quien favorece antes es la élite barcelonesa?

Hombre claro, es evidente. A usted y a mí nos harán pagar en cualquier caso.

Por decir eso a Sardá le están cayendo de todos los colores en las redes sociales.