Cataluña
El director de TV3, Vicent Sanchís. PD

La Generalitat de Cataluña se mantiene firme a la hora de garantizar la continuidad de su televisión pública, aunque le requiera una constante aportación económica (Un periodista que se lo lleva crudo de TV3 se echa encima de Carles Francino por atreverse a afear el spot antimadridista de Cardiff).

A pesar de que TV3, integrada en la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) ya es la televisión autonómica más cara de toda España con un presupuesto de 236 millones de euros para 2017, el Ejecutivo encabezado por Carles Puigdemont no ha dudado en volver a salir al rescate de sus medios, en esta ocasión aportando un aval millonario para hacer frente a los pagos pendientes.

Explican Eva Díaz y Javier Romera en 'El Economista' este 6 de junio de 2017 que el Gobierno catalán ha dado un aval de 74,7 millones de euros a la CCMA para que ésta pueda afrontar con holgura las deudas que mantiene con la Agencia Tributaria.

La Corporación firmó durante los ejercicios 2014 y 2015 actas fiscales en disconformidad por importe total de 59,7 millones de euros a consecuencia de la inspección sobre el IVA que le abrió Hacienda en dichos años.

A esta suma se tendría que añadir un recargo por demora del 20%, por lo que la cifra final ascendería a los 74,7 millones avalados. El motivo de las irregularidades responde a un cambio de criterio por parte de la Agencia Tributaria, ya que hasta 2012 las autonómicas se podían desgravar el IVA sobre la compraventa de activos (como películas o series) (Ana Rosa les canta las verdades a la pandilla de amigos forofos de TV3).

La CCMA ha interpuesto reclamaciones contra las actas, aunque reconoce al auditor de sus cuentas del ejercicio 2016, en este caso PwC, que es "posible" que finalmente tenga que hacer frente a la cuantía que le reclama Hacienda.

Subvenciones

El aval comprometido por el Ejecutivo catalán el año pasado se suma a la subvención de 231,8 millones que ya destinó en 2016, un 1,66% superior a la del ejercicio anterior, y a los 9,4 millones de euros que le inyectó para afrontar las pérdidas de 2015, que alcanzaron los 10,97 millones de euros.

La Corporación Catalana mejoró notablemente su resultado el pasado año logrando un beneficio de 118.567 euros, aunque, en cambio, los ingresos sufrieron un descenso de casi el 3%. La entidad que agrupa los medios públicos catalanes facturó en 2016 un total de 67,53 millones de euros, frente a los 69,01 millones ingresados en 2015.

Por otro lado, CCMA reconoce que ha cerrado el ejercicio 2016 con un déficit presupuestario de 1,18 millones de euros. La corporación atribuye este desequilibrio a la sentencia condenatoria de la Audiencia Nacional que recibió el pasado 28 de noviembre en relación con una demanda interpuesta por los representantes de los trabajadores de TV3. El fallo del juzgado obliga a la corporación a compensar a los empleados un concepto variable en las pagas de vacaciones. El grupo calcula que aplicar la sentencia le supondrá un coste estimado de 1,04 millones de euros.