Cataluña
Junqueras y Puigdemont. CT

Al día siguiente de presentar en público la ley del referéndum de autodeterminación, que previsiblemente finalizará ante el Tribunal Constitucional (TC), el Alto Tribunal tumba, en una decisión unánime, la partida presupuestaria de la Generalitat cuyo objetivo era poder llevar a cabo la consulta secesionista el 1 de octubre.

La disposición adicional 40 de la Ley de Presupuestos de la Generalitat de 2017 no se aplicará porque es nula.

Las partidas para consultas autonómicas, por su parte, quedan interpretadas de manera que el dinero acordado para ello no se puede destinar a celebrar un referéndum.

El TC, además, notifica «personalmente» la decisión al gobierno autonómico, incluyendo a cinco altos cargos: "Están advertidos".