Cataluña
Oriol Junqueras (ERC) con Carles Puigdemont (PDCAT). CT

Mas pronto que tarde, les tiene que dar en la cresta y este viernes se lo han puesto a huevo. Si alzar la voz, sin aspavientos, Mariano Rajoy está 'asfixiando' política y legalmente a los independentitas, cuyo plan de montar un referéndum ilegal en Cataluña el proximo 1 de octubre de 2017, pierde fuelle y agua por todos lados a medida que pasan las horas.

Restan yapenas dos meses para la fecha y cada vez les pinta peor a los que quieren romper España y a sus cómplices, pero los 'golpistas' mentienen el tipo.

 La sucesión de acción y reacción de Govern de la Generalitat y Gobierno de España se está acelerando cuando entramos en la recta final de dos meses hacia la fecha prevista para el referéndum independentista del 1-O.

El último ejemplo lo encontramos con la decisiva ley del referéndum, presentada en sede parlamentaria y en el TNC el pasado 4 de julio, y que a lo largo de la mañana de este viernes, 28 de julio de 2017, aprovechando la última sesión antes de vacaciones, han rubricado todos los diputados de Junts pel Sí y la CUP.

Ello incluye a todos los miembros del Govern de Puigdemont y los representantes independentistas de la Mesa. En total, 71 firmas para dar un apoyo coral a la norma.

Registro parlamentario antes de vacaciones

La mayoría independentista de la Cámara catalana tiene previsto registrar la ley del referéndum en el Parlament el próximo lunes 31 de julio.

De este modo se cumple el acuerdo que mantenían Junts pel Sí y la CUP para entrar la ley en el Parlament antes de finalizar julio, aunque algunos sectores del PDeCAT defendieron la opción de registrarla una vez se retome la actividad parlamentaria, a mediados de agosto.

Precisamente a mediados del próximo mes, el miércoles 16 de agosto, la Mesa del Parlament, en su primera reunión tras el parón estival, tenía previsto decidir si admite a trámite la mencionada ley del referéndum. Sin embargo, y según ha podido saber La Vanguardia, los tiempos se pueden acelerar el próximo lunes.

El Gobierno de España está decidido a no conceder ningún margen de maniobra a los grupos independentistas y el mismo lunes dará un paso más en su ofensiva para evitar el 1-O. El Ejecutivo de Mariano Rajoy está dispuesto a usar todos los mecanismos a su alcance para evitar que la ley del referéndum avance en su camino parlamentario y progrese su debate en pleno, cerrando así el camino hacia la votación programada para el 1-O.

Una ley específica para el 1-O

La ley del referéndum tiene como objeto regular la votación de autodeterminación para Catalunya del 1-O. Es una la ley se crea ad hoc y que no tiene, por lo tanto, más recorrido que la propia votación y la fijación de su resultado.

Según sus impulsores, se fundamenta en los principios internacionales alrededor del derecho de autodeterminación, y basa buena parte de su articulado en la legislación española de régimen electoral ya existente