Cataluña
Independentista catalán en pleno éxtasis soberanista ante la urna. CT

Es más que evidente que las autoridades independentistas de Cataluña  se pasan por la entrepierna al Tribunal Constitucional, la Fiscalía del Estado, los jueces y al Gobierno Rajoy (Carlos Herrera: "Citar a 700 alcaldes a declarar parece una orden de órdago").

La Generalitat estima que, para hacer posible el referéndum de independencia del 1 de octubre que ha suspendido el Tribunal Constitucional, se requieren cerca de 55.000 personas, entre titulares y suplentes, con el fin de configurar las 6.300 mesas electorales previstas.

Esas personas son elegidas por sorteo tomando como base los menores de 70 años de cada sección censal, a partir del listado elaborado por la Administración catalana.

En paralelo al sorteo, iniciado el día 8 y que acabó ayer, los que han resultado elegidos han empezado a recibir ya la notificación del lugar donde deberán presentarse el día de la consulta.

El plazo establecido para enviar las cartas acaba este 15 de septiembre de 2017, aunque si se demora no será causa que invalide el nombramiento, aseguraba la web de la Generalitat clausurada ayer.

Cada mesa electoral está formada por un presidente y dos vocales, como en unas elecciones ordinarias.

Estas son las mentiras y responsabilidades no asumidas de los altos cargos por el ataque a Las Ramblas