Cataluña
1-O: Agentes d ela Guardia Civil en la imprenta del delito. EP

La Guardia Civil requizó en la tarde de este viernes 15 de septiembre de 2017 más de100.000 carteles de propaganda sobre el referéndum ilegal del 1-O encargados por la Generalitat.

El material estaba almacenado en una nave de la empresa Marc Martí en el barrio barcelonés del Poblenou.

Los carteles, con el logotipo de la Generalitat, reproducen la campaña de publicidad emitida por televisión: una bifurcación de vías de tren y el lema en catalán:

"Nacistes con la capacidad de decidir. ¿Vas a renunciar?".

En la parte inferior aparece un dibujo de una mano introduciendo una papeleta en una urna junto al texto: "1-Oct. Referèndum d'autodeterminació de Catalunya".

El material ha podido ser hallado gracias a uno de los avisos anónimos -por escrito y por teléfono- que la Guardia Civil está recibiendo estos días.

La empresa Marc Martí está vinculada al mismo grupo que dirige un publicista que estuvo acusado en el juicio por el desvío de fondos del Palau de la Música, y que resultó absuelto al retirarle el fiscal la imputación por la prescripción del delito.

En un principio se le atribuía haber facturado a la entidad cultural de forma "mendaz" 230.000 euros.

El zurriagazo que le mete Ana Rosa en directo a su reportera en Cataluña Mayka Navarro

ADVERTENCIA A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Agentes de la Guardia Civil se presentaron este viernes en diversos medios de comunicación con sede en Cataluña para advertirles de que no deben incluir publicidad sobre el referéndum del próximo 1 de octubre.

Parejas de agentes de paisano han acudido a las oficinas de los medios para trasladarles la orden de la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Mercedes Armas, en el sentido de que el referéndum ha sido declarado ilegal y, por tanto, no pueden incluir propaganda si no quieren incurrir en responsabilidades penales.

Los agentes han entregado una notificación del juzgado en la que advierten de que "se abstenga de incluir en su medio propaganda o publicidad relativa al referéndum del 1 de octubre, de cualquier manera".

El documento les advierte también de las consecuencias:

"En caso de no hacerlo, podrán incurrir en responsabilidades penales".

Diarios como El Punt Avui o los digitales El Nacional y El Racó Català, todos ellos con sede en Cataluña, han recibido la visita de agentes de paisano que han acudido para hacer cumplir la orden del TSJC.

Fuentes judiciales subrayan que esas notificaciones pueden repetirse en buena parte de los medios públicos y privados con la excepción hecha de TV-3 y Catalunya Ràdio.

Los máximos responsables de la televisión y la radio públicas ya recibieron una advertencia expresa del Tribunal Constitucional en ese sentido.