Cataluña
La ex presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell. CT
Carme se ha convertido en una de las mujeres más famosas y nefastas de España a causa de la desastrosa situación en que ella y sus colegas han terminado metiendo a Cataluña y a los catalanes

Ahora anda que no le cabe un cachute a martillazos, asustada ante la posibilidad de ir a la carcel como Junqueras y otros de sus compinches, pero Carme Forcadell ha sido casi siempre un personaje feroz.

¿Sabías por ejemplo que la golpista Forcadell fue reportera de TVE? Pues lo fue.

La ex presidenta del Parlament decía que Artur Mas era un chulo al servicio del PSOE. Eso fue antes de luchar codo con codo con el ex Honorable por la independencia de Cataluña.

Su batalla culminó con la declaración unilateral de independencia (DUI), una maniobra ilegal que ha llevado a Forcadell y a sus compañeros ante el juez del Tribunal Supremo, acusados de los delitos de rebelión, sedición y malversación por facilitar los debates parlamentarios que culminaron con la declaración unilateral de independencia.

A nadie se le escapa que Carme se ha convertido en una de las mujeres más famosas y nefastas de España a causa de la desastrosa situación en que ella y sus colegas han terminado metiendo a Cataluña y a los catalanes.

 Sus imágenes pidiendo la ruptura con España se han sucedido en los medios en los últimos tiempos.

Desde que se estrenó con aquel polémico "Visca la república catalana", en su primer discurso en la Cámara, su mala fama no ha dejado de crecer.

Su ópera preferida es Madame Butterfly, de Puccini, posiblemente porque es una mujer determinada a llegar al peor de los finales por mantenerse fiel a su objetivo, un amor por el que ha incumplido la ley. Su personaje histórico favorito es Francesc Macià, per descomptat.

No sorprende a nadie que la presidenta del Parlament elija a este político y militar español, republicano e independentista catalán, como ella. Antes de ser presidente de la Generalitat, Macià había sido teniente coronel del Ejército de Tierra, y fundador entre otros de Esquerra Republicana de Catalunya.

El precedesor de Lluís Companys, Tarradellas, Jordi Pujol, Artur Mas o Puigdemont fue marido de Eugenia Lamarca, hija de terratenientes con propiedades inmensas, como la que albergaba la residencia del propio Macià en Lérida en la comarca de Segrià: 3.500 hectáreas y casa señorial, recientemente restaurada, por cierto.

Aparte de sus gustos políticos, Carmen Forcadell tiene eso en común con Macià: ella es también terrateniente consorte por su matrimonio con el informático Bernat Pegueroles (arriba, en la imagen, junto a ella), diez años mayor y cuya familia fue la última en dedicarse al negocio del turrón artesano, tradición desaparecida en Xerta.

Pegueroles es informático, igual que los dos hijos de la pareja, Bernat y Ferran, casi cuarentañeros ya. Ambos regentan la empresa Pegueroles SCP, un negocio de desarrollo, sistemas y seguridad, en Sabadell.

Quizá fueron ellos, entendidos en software y hardware, quienes avisaron a su madre de que su móvil podía estar pinchado.

"Los que entienden me han dicho que sí, que seguro", decía la propia Carme en una entrevista hace años.

Los hijos de la presidenta Forcadell no son habituales visitantes de la localidad tarraconense donde van sus padres. Prefieren veranear en Platja d'Aro, maravillosa localidad gerundense de la Costa Brava, cercana a San Feliú de Guixols, S'Agaró o Palamós.

Forcadell, de 61 años, cuando sus obligaciones y militancia le dejan, siente a veces la necesidad de relajarse y pasar tiempo con su marido o su madre, que se acerca a los 90 años, en su pueblo natal.

Hoy los raíles cercanos a su casa son una vía verde. La propiedad cuenta con 248 metros cuadrados y fue de la familia de su marido. Allí la muy honorable se dedica a sus árboles naranjos, cerezos, granadas y a evocar su infancia con sus padres, payeses que trabajan por aquellas tierras. Hoy dispone de mucho terreno para arar: los 2.623 metros cuadrados en Xerta y otros 30.000 metros cuadrados más en un terreno de Aldover (Tarragona).

Forcadell es hija de transportista, tiene un hermano taxista y una hermana pequeña. La presidenta del Parlament se casó muy joven con un chico de su pueblo. A su marido, Bernat, ingeniero, lo conocía de vista, pero empezaron a salir estando ya en Sabadell, después de coincidir en una fiesta.

"Siempre he querido preservar mi vida privada. A mi familia no le gusta la popularidad en sí, prefieren seguir en el anonimato, aunque entienden que si vienen conmigo la gente se me dirija para hablar".

¿Sabías que la golpista Forcadell fue reportera de TVE?