Cataluña
Reconciliación con Cataluña

Como explica ROBERTO BENITO en 'El Mundo' este 11 de noviembre de 2017, usando como base la encuesta de Sigma Dos que publicó el periódico el pasado domingo, as personas que en las elecciones de 2015 no votaron -ya fuera porque optaron por la abstención o porque aún no habían cumplido 18 años-, pero que ahora manifiestan que sí van a acudir a las urnas, se decantan mayoritariamente por apoyar a alguno de los tres partidos constitucionalistas: Ciudadanos, PSC o PP.

Las opciones de los partidos constitucionalistas de romper el 21-D la mayoría absoluta que ahora ostentan ERC, el PDeCAT y la CUP pasan en buena parte por arrastrar a las urnas al mayor número de personas que no quieren la independencia de Cataluña, pero que no suelen participar en los comicios autonómicos.

El sondeo señalaba que las fuerzas independentistas perdían la mayoría absoluta y los tres partidos constitucionalistas subían. También lo hacía Catalunya En Comú, el partido de Ada Colau en el que se ha integrado Podemos. Observadas ahora las transferencias de votos, se observa que los nuevos electores tienen mucho que ver en estos resultados.

Particularmente llamativos son los votos procedentes de personas que se abstuvieron en las elecciones de septiembre de 2015. Un tercio de ellos (32,6%, 169.000 votos) van al PSC, una cifra espectacular para el partido que lidera Miquel Iceta, que significa que los socialistas estarían atrayendo a muchos de los votantes que perdieron en las convocatorias electorales anteriores.

Por detrás aparecen Ciudadanos y el PP, que atraen al 18,9% y al 16,4% de los abstencionistas, respectivamente. Entre los tres, el 67,9%. En cuarta plaza aparece Catalunya En Comú.

En cuanto a la fidelidad de los votantes, Cs es el partido con mejores resultados (retiene un 75,2%) y la CUP el peor (56,3%).