Cataluña
José Rosiñol. JR

José Rosiñol es el nuevo presidente de Sociedad Civil Catalana, estilete de la revuelta cívico contra el separatismo y artífice de imágenes que hace nada parecían imposibles, como Barcelona repleta de banderas de España y Cataluña, juntas contra el procés.

Esta entrevista tiene dos peculiaridades: es prácticamente la primera que concede a un medio desde su designación y no habrá otra igual.

El entrevistador es su hermano Jordi, articulista de ESD. Ambos aceptaron la propuesta de charlar y éste es el resultado.

Mecidos por el pausado vaivén del AVE, nos dirigimos hacia Madrid, donde nuestro entrevistado tiene múltiples compromisos con diversos medios de comunicación. El viaje nos regala un agradecido y tranquilo paréntesis para conocer mejor a nuestro protagonista, el flamante nuevo presidente de Societat Civil Catalana.

José Rosiñol tiene un primer aspecto serio que se disipa con una media sonrisa en el mismo momento de empezar hablar con él. Hijo de padre catalán y madre murciana nació en Ripollet, una población del cinturón industrial de Barcelona. José es una persona hecha a sí misma, sencilla, alejada de ostentaciones, con inquietudes y conocimientos labrados constantemente durante sus 47 años. Dicen sus colaboradores que es amablemente firme, metódico, y con una ingente capacidad de trabajo. Y nos confiesa que una de sus pasiones es sumergirse en lecturas relacionadas con la historia antigua.

21D, día clave

ESD. Muchas gracias por ofrecernos una de sus primeras entrevistas a nuestro medio, aunque si no te importa yo te tengo que llamar Pepe.

José Rosiñol. Risas, sí claro.

ESD. ¿Cómo afrontas tu nombramiento en momentos tan difíciles como los que vivimos hoy en día?

JR. Realmente vivimos en unos momentos sociopolíticos complejos, pero estamos ante una gran oportunidad, por primera vez en decenios se ha visualizado esta Cataluña silenciada por el nacionalismo, por primera vez la Cataluña real, plural y diversa se ha movilizado en las calles, si esta movilización se traduce en una participación masiva en las próximas elecciones autonómicas –por encima del 81%- la Generalitat podría contar con un gobierno no nacionalista para reconstruir económica e institucionalmente Cataluña.

ESD. ¿Hasta hoy que responsabilidades habías ejercido en SCC?

JR. Fui uno de los fundadores de SCC y presidente de la Junta Provisional de la asociación, posteriormente fui vicepresidente y responsable de RRII hasta el 27 de septiembre de 2015, fecha en la que, por razones personales, dejé la Junta.

ESD. En la transversalidad política de SCC confluyen personas de diverso signo político ¿Te identificas con el pensamiento político de alguna de estas formaciones políticas que les dan apoyo?

El separatismo existe por la ingente  propaganda, junto a un programa de ingeniería social diseñado por Pujol

J.R. Personalmente mi pensamiento no encajaría al 100% en ninguna de las opciones, de hecho, mi voto no siempre va a la misma formación política, depende del momento, las circunstancias y el programa de cada partido. Como es lógico y obvio, mis opciones solo son partidos constitucionalistas.

ESD ¿Qué te empujó a implicarse activamente en SCC?

J.R. La idea de constituir SCC partió de la asfixia social y a la presión mediática a la que se sometía desde la Generalitat a todo aquél que no acatará los postulados independentistas, ese pensamiento único que ahoga la pluralidad y la imposición de la espiral del silencio me empujó a empezar a escribir y denunciar públicamente, de ahí conocí a los que fundaríamos SCC con la “revolucionaria” idea de defender la Ley y el estado de Derecho.

ESD ¿Con anterioridad a tu ingreso en SCC habías estado movilizado políticamente?

J.R. Nunca hasta el año 2010 en el que empecé a escribir tuve la necesidad e interés por la política activa ni el activismo social.

ESD ¿Cómo llega uno a ser presidente de SCC?

J.R. Pues eso me pregunto yo la verdad, (risas) como en cualquier organización, gracias a la confianza y apoyo de todos los que integran nuestro proyecto.

Barcelona, en la calle

ESD. ¿Cómo viviste las movilizaciones masivas convocadas por la organización en Barcelona? ¿Se esperaban la magnitud de la respuesta ciudadana hasta entonces silenciada?

J.R. Personalmente fueron dos días de los más emocionantes de mi vida (no personal), ver a cientos de miles de ciudadanos expresándose en libertad en un ambiente festivo y de concordia será algo que nunca olvidaré. Permítame dar las gracias a todos los que vinieron.

ESD. SCC es una organización sin ánimo de lucro, por lo tanto, tu trabajo al frente de la misma entendemos que es altruista ¿Cómo puedes conciliar tu puesto en SCC, con la vida laboral y familiar?

J.R. Lo cierto es que por esto mismo que indicas, los que han ejercido el cargo de presidente de SCC lo han dejado al cabo de pocos meses, es muy difícil compatibilizar la vida personal y profesional con el cargo de presidente, la ecuación siempre te lleva a restar tiempo a la familia y a los amigos, a invertir tus vacaciones por la causa común y a un nivel de compromiso e implicación muy profundo.

ESD. ¿Qué le tienes que decir a quienes les acusan de tener entre sus filas elementos de la ultra derecha?

J.R. Desde que surgió SCC el nacionalismo siempre nos han intentado relacionar con ese tipo de movimientos, no conciben que existan catalanes que disientan de su pensamiento único, como sabe, en SCC solo caben personas que defiendan los valores constitucionales y democráticos, el resto no son bienvenidos. Resulta paradójico que, para el separatismo, cualquier persona que ose criticarlos se convierta automáticamente en fascista, casos paradigmáticos los hemos visto cuando se le ha llamado “facha” a Paco Frutos por su intervención en nuestra manifestación del pasado día 29 de octubre, a Serrat o a Coscubiela…

ESD. ¿Qué opinión tienes de los hechos transcurridos desde los días 6 y 7 de septiembre en Cataluña?

J.R. Esos días fueron en punto de inflexión en los que se conculcaron los derechos políticos de la mayoría de catalanes, fue la quiebra del estado de Derecho. Se constató jurídicamente lo que se iba contemplando a lo largo de estos años: el Govern de la Generalitat renunció al principio de representación, gobernando solo para el separatismo secuestrando las instituciones de todos en pos de un proyecto ideológico claramente excluyente y de raíz supremacista.

ESD ¿Cómo puedes explicar el apoyo popular masivo al independentismo a pesar de las consecuencias que vamos viendo?

J.R. Es algo a la vez muy sencillo y complejo: por la ingente y continuada campaña de propaganda y manipulación, junto a un programa de ingeniería social diseñado en 1989 por el exmolt honorable Jordi Pujol (el Programa 2000) implementado por los distintos gobiernos de la Generalitat a lo largo de los años.

El 155 y la cárcel

ESD. ¿Crees que en España hay presos políticos?

J.R. En España hay políticos presos por distintas causas, en el caso que nos atañe, por el insistente y reiterado incumplimiento de las leyes y las resoluciones judiciales, a pesar de los llamamientos a la vuelta al orden constitucional.

ESD. ¿Qué opinas de la aplicación del artículo 155 en Cataluña?

J.R. Básicamente que, lamentablemente, no hubo más remedio que aplicarlo, el nacionalismo llevo nos llevó al precipicio de la arbitrariedad y el Estado tuvo que garantizar los derechos y libertades de todos los catalanes, incluidos los independentistas.

ESD. ¿Crees que el resto de España entiende lo que sucede en Cataluña y de donde viene el procés?

J.R. Creo que hay que hacer mucha pedagogía, hasta hace muy poco tiempo, muchos conciudadanos de otros puntos de España habían “comprado” (permítame decirlo así) la narración nacionalista que hablaba de Cataluña o los catalanes como si tuvieran un sentir único, afortunadamente, el día 8 y el 29 de octubre se visualizó que existe una mayoría social de catalanes contrarios a la ruptura.

ESD. ¿Qué opinión te merece que el expresident de la Generalidad y parte de su gobierno esté en Bélgica acusando públicamente a España de ser un estado fascista represor, comparándolo con el franquismo?

J.R. Desde luego es un episodio más de los coletazos finales de este esperpéntico “prusés”, que lamentablemente no hace más que hundir la imagen de Cataluña y los catalanes en el extranjero, además fíjese, que los únicos que parecen echar de menos al franquismo son los próceres separatistas, no hacen más que sacarlo a colación porque su discurso victimista está agotándose por momentos.

ESD. ¿Qué opinas de la dirección y firmeza del Gobierno de Rajoy en esta crisis?

J.R. El Gobierno de la nación debe velar por el buen funcionamiento del Estado y por garantizar las libertades de todos los españoles.

ESD. ¿Y de la actuación Rey Felipe VI?

J.R. El discurso del su Majestad el Rey fue un auténtico punto de inflexión, su discurso institucional fue el de un Jefe de Estado que vela por el cumplimiento del orden constitucional que garantiza nuestros derechos y libertades. Si me permites un comentario respecto a dicho discurso, en Cataluña, los que nos sentimos catalanes y españoles sin complejos, siempre nos hemos sentido solos, muy solos, por ello cuando el Rey, mirando a cámara dijo “no estáis solos” conmovió a millones de catalanes que por fin se sintieron reconfortados y apoyados.

Europa, con España

ESD. ¿Crees que Europa ha estado a la altura en estos momentos difíciles para España?

J.R. Europa, en concreto la Unión Europea ha reaccionado como debía hacerlo, reconociendo que un proyecto rupturista y decimonónico va en contra de la esencia misma de la UE, sin embargo, debería estar más atenta a la injerencia extranjera en Cataluña que solo busca desestabilizar el proyecto europeo, hay países extracomunitarios que usan el desafío separatista para azuzar las fuerzas centrípetas en la Unión.

ESD. ¿Crees que es posible volver a la convivencia social y a la concordia de los catalanes?

J.R. No solo lo creo si no que es imprescindible.

Ya se visualizó en Barcelona que existe una mayoría social de catalanes contrarios a la ruptura

ESD. ¿Qué planes tienen en SCC para el futuro próximo?

J.R. Básicamente, apostar por lo que decía en la anterior pregunta, trabajar por la convivencia, la concordia y, como no, por la reconciliación entre catalanes, debemos bajar la tensión social y acabar con la lógica de suma cero que ha impuesto el nacionalismo que ahoga la diversidad y la pluralidad empobreciendo la calidad de nuestra democracia.

ESD. ¿Qué crees que puede suceder si el 21D vuelven a tener mayoría parlamentaria las fuerzas independentistas?

J.R.  La clave el 21D es la participación, si se pasa del 81% puede romperse el sesgo mayoritario del sistema electoral catalán (no digo ley catalana porque Cataluña es la única comunidad autónoma que sin ley electoral propia), cualquier participación inferior podría derivar en escenarios como el surgido el día 27 de septiembre de 2015: con un 47,2% de los votos el independentismo logró una mayoría parlamentaria.

ESD. Ante las denuncias de adoctrinamiento independentista en las escuelas, o la pasividad de los Mossos D´Esquadra ¿Crees que es necesario recuperar algunas competencias por el Gobierno central?

J.R. Los que formamos parte de SCC creemos profundamente en la democracia representativa, por ello, este tipo de decisiones les corresponde a nuestros representantes, a aquellos a los que hemos votado, una organización social y cívica como la nuestra no puede arrogarse la representatividad de la sociedad, si no estaríamos ayudando a pervertir la esencia de la democracia.

ESD. Queremos agradecerte la deferencia con nosotros.

J.R.  Gracias a vosotros ha sido un placer.

Con gran parte de la meseta desandada y, antes de llegar a Atocha, nos enfrascamos en una conversación banal, llena de anécdotas, risas y recuerdos mutuos entre dos hermanos.