Cataluña
Discusiones entre la Policía y los Mossos. EF

La División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos d'Esquadra ha empezado a citar a agentes del cuerpo para ser interrogados por su inacción contra el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

La investigación interna se abrió el 3 de octubre, dos días después de la votación, y afecta a un número indeterminado de agentes que podría superior los 150, algunos de los cuales colaboraron con los organizadores de la votación e incluso se enfrentaron a antidisturbios de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Las acusaciones contra los Mossos comenzaron el mismo 1-O, a raíz de las imágenes que se recogieron a lo largo de la jornada, y aumentaron los días posteriores conforme se presentaron ante juzgados catalanes denuncias contra decenas de uniformados.

Tras recoger informes en todas las comisarías y unidades que participaron en el despliegue del 1-O, la DAI ha dado inicio ahora a la toma de declaraciones, tal y como ha informado la dirección Recursos Humanos de los Mossos a todas las centrales sindicales.

Los sindicatos han puesto sus servicios jurídicos a disposición de los agentes.

Los primeros en ser citados por la DAI serán los que aparecen en las grabaciones en las que se les ve en actitud pasiva o complaciente e incluso colaboradora.

En todos estos casos, queda patente que no actuaron, como era obligado por Ley, para evitar la celebración del referéndum prohibido por el Tribunal Constitucional (TC).

Muchas de las imágenes coinciden con las que la Guardia Civil entregó a la Audiencia Nacional en un DVD con 41 vídeos en los que se recogen actuaciones irregulares de los policías autonómicos catalanes.

La Guardia Civil mete en vereda en varias ocasiones a Mossos que apoyan el referéndum ilegal