Cataluña

El prófugo Puigdemont debe estar que se sube por las paredes del casoplón que ocupa en su retiro belga.

El que se autoproclama presidente de Cataluña, pese a no haber ganado las elecciones y no haberse atrevido a pisar territorio español desde hace dos meses, ha disfrutado durante este tiempo del favor de los medios de Bélgica que compraron sin miramientos una mercancía que estaba más que estropeada.

Pero claro, a los clientes, es decir a los belgas, los puedes engañar durante un tiempo, pero en la época de internet y de las redes sociales, al final las mentiras acaban destapadas en un abrir y cerrar de ojos.

Y eso es lo que ha sucedido, que una televisión belga, la RTBF, ha abrazado exultante la idea de Tabarnia y, a buen seguro, que a Puigdemont se le atragantó en ese momento la olla de mejillones que estaría degustando cuando vio este reportaje que el tuitero Schuma78 dejó en su timeline:

Y rápidamente el vídeo ha corrido como la pólvora y ha contado con un respaldo mayoritario en Twitter para temor y pavor del separatismo: