Cataluña
Burlas a Felipe VI en Polònia. TV3

Al igual que siempre ha estado claro que el programa de sátira política 'Polònia', que la productora Minoria Absoluta realiza para TV3, era un órgano de propaganda al servicio de las tesis independentistas de su productor ejecutivo, también lo estaba que al menos era propaganda con talento y originalidad.

Pero el propio espacio se está encargando de echar por tierra esa imagen repitiendo gags y volviéndose cada vez más previsible y exhibiendo un sesgo cada vez mayor.

Su programa del 1 de marzo de 2018 decidió ignorar totalmente el anuncio de Carles Puigdemont, realizado esa tarde de que se retiraba provisionalmente. ¿No era un tema como para hacer un buen gag? ¿Un bonito número musical de despedida? Nada. Prefirieron repetir las consignas indepes de siempre.

Puigdemont, en los gags que le retratan, es un tipo entrañable que cree en su causa y que lo más grave que hace es mostrar 'aburrimiento' en Bruselas, el pobre. En cambio en los gags de Mariano Rajoy es un tipo malvado, sin ideales, corrupto, anti-catalán, gilipollas y que además disfruta jorobando a su pueblo. Todo muy equilibrado.
El Rey de España "anti-catalán" y bromas machistas contra Letizia

Los guionistas de 'Polònia' ya han dejado claro que todo aquel que no apoye al indepentismo es anticatalán o franquista. En su burla semanal contra el Rey Felipe VI se le presentaba echando pestes contra los catalanes por no dejarle disfrutar de langostinos y preparando a su hija Leonor para escuchar los abucheos de ‘los catalanes'.

Nótese que los hábiles guionistas no hablaban de abucheos "de los independentistas", no, lo presentaban si el enemigo fueran "todos los catalanes" (Porque no hay catalanes no independentistas para TV3). La obsesión de todos los programas de TV3 desde ‘Preguntes Frequents' hasta 'Polònia' es nunca presentar el ‘proces' como un conflicto de ‘Cataluña vs Cataluña', sino siempre 'España contra Cataluña' que es lo que a ellos les mola.

Para redondear el gag, el toque machista. Felipe VI se sienta en el sillón y recoge unos pómulos de goma: "Letizia, cuando te cambies los pómulos no vayas dejando los antiguos tirados por cualquier rincón". Toni Soler parece tener cierta obsesión con meterse con el físico de mujeres que le caen mal, ya hizo una comentario similar contra la cara de Ana Rosa Quintana. Lo que además de dejarnos claro lo falto de ideas que anda para repetirse tanto, suena un tanto machista... ¿o haría comentarios así contra personajes masculinos?

"España vive en una dictadura como en 1968"

Lo peor de 'Polònia' aparte de repetir ‘gags' de ellos o de otros espacios, otra vez gag en un coche, otra vez a 'Heidi' (como ya hizo Buenafuente) otra vez la canción ‘Resistiré' (como ya hizo 'El Intermedio'), es que es bastante previsible. No hay más que ver los editoriales de la prensa independentista-victimista, Ara, Nació Digital, El Nacional, Punt Avuí, Público.es, etc. y los mismos mensajes lo van a transmitir.

Los medios indepevictimistas llevan una semana dando la matraca con que España es una dictadura por la condena al rapero Valtonyc y la incautación del libro 'Fariñas'. Y, naturalmente 'Polònia' hizo un gag, con los personajes de 'Cuéntame' para presentar a España como una dictadura por lo de Valtonic y Fariñas. Como era de esperar no dijeron que al rapero en cuestión lo han condenado por amenazar de muerte y loar el terrorismo.

No, "lo han condenado por meterse con el Rey", decían los personajes del gag, en fiel sinergia a lo que repiten los separatistas para dar la imagen de que en España se encarcela a quien critica al Rey (algo que se contradice por la mera existencia de su programa, que no ha parado de burlarse de Felipe VI desde que era príncipe, cuando no dudaron incluso en sacarle desnudo enseñando el pene en un barriobajero gag, o más recientemente bailando con el dictador Franco.

Tampoco dijeron en el gag que incautaciones de libro se han hecho siempre cuando se acusa de algo no demostrado a una persona. La única novedad del secuestro del libro 'Fariñas' es que un grupo mediático ha querido explotar el escándalo para usarlo como promoción de su serie. Pero no dejas que la realidad te estropee un gag, y menos si el objetivo del gag es vender lo muy asquerosa y dictatorial que es España, como tanto le gusta a TV3.

Además daba un argumento más de peso para decir que España era franquista "Marta Sánchez ha cantado el himno". (Curioso, 'Polònia' considera ‘patriótico y emotivo' lo símbolos nacionalistas, pero que una artista cante con la música del himno nacional es ‘franquista', muy original). Vale que sean sectarios, pero ya se les están acabando las fórmulas para repetir la misma idea teatralizándola de forma diferente.

En su primer gag 'Polònia' reconocía su pérdida de audiencia, pero culpaba a la Federación de Fútbol española por poner partidos a la misma hora del programa partidos. Igual los de Minoria Absoluta deberían plantearse si no es el fútbol el único problema.