Cataluña
Marta Rovira, Forrest Gump, y Albert Boadella.

Ellos nos lo sirven en bandeja y las redes agradecen el regalo. Este 23 de marzo de 2018 se ha sabido que Marta Rovira, la que llora, se ha dado el piro y no ha acudido a su cita con el Tribunal Supremo--La llorica Rovira tira de 'suprema' cobardía y anuncia por carta que planta al juez Llarena--.

Rovira se une de esta manera a otros ilustres fugados como Anna Gabriel y Carles Puigdemont en un acto que los suyos verán muy heroico pero que las redes están haciendo sangre con ello.

El primero en tomarse el asunto a coña ha sido Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, que comentaba a sus seguidores: "el último golpista que apague la luz".

Lo más serio de todo el 'procès': el show de Albert Boadella

Y es que en Twitter había ya una riada de comentarios jocosos que por lo menos sacan una carcajada a los sufridos españoles:

VÍDEO RELACIONADO:

Los 40 segundos que hundieron para siempre la reputación de Rovira