Cataluña
Toni Soler en TV3. TV3

Estaría bien de la labor cultural en defensa de los libros que hace TV3, que estos días dedica una sección en su parrilla a publicitar libros por el ‘San Jordi' e incluye libros en castellano como los de Carlos Zanón o Laura Ferrero), el problema es que luego vienen todas las piezas dedicadas a seguir con la monserga de siempre del victimismo.

Sí 'Al Rojo Vivo' tiene fijación con Cifuentes, los de TV3 no pueden parar de hablar de Franco. Tienen gran habilidad de que ya sea por algún termino, alguna comparación, algún aniversario, algún tertuliano - el Joan B. Culla de turno - o por algo de la Fundación, como ocurrió este 17 de abril, Franco siempre acaba apareciendo. Y siempre con la sospecha que TV3 busca inculcar el concepto ‘España' del concepto ‘franquista'.

Contra El País

Pero el enemigo del día era, una vez más, el diario El País, que es el periódico que enumeraba en un amplio informe publicado este día 17 hasta 404 actos de violencia en Cataluña durante el 'procés', algo que indignó a la 'corpo'.

Ya en los informativos de Tony Cruanyes se habían hecho referencias despectivas a ese informe asegurando que se basaba en declaraciones de Guardias Civiles y policías y que las lesiones que enumeraban eran apenas ‘contusiones' menores o ‘molestias' de algunos agentes.

Pero si lo de Tony Cruanyes fue el cachete, otro presentador de TV3, Toni Soler, y su programa 'Está Passant' le tocó dar la coz al diario de PRISA, al que últimamente solo citan los medios independentistas para insultarlo o descalificarlo. Ambos medios ya tuvieron un pleito judicial por los reportajes de El País sobre su parcialidad. Así fue la coz de Soler:

El Supremo tiene aliados como el diario El País que hoy publica en portada los 404 actos violentos del process. 404 actos del Proces. Un artículo que se basa en un informe de la Guardia Civil que recoge declaraciones de agentes y policías tan graves como la de ‘molestias menores.

Hasta aquí una colleja a lo Wyoming independentista. Pero Soler no es Wyoming. Los independentistas siempre tienen que llegar un poquito más lejos...

Si eso son 404 actos de violencia, ya no son 404, son 405, porque después de leer el artículo he pegado un puñetazo al portátil destrozando la pantalla y me hecho daño en la mano de la rabia (el público aplaude ante aquel comentario).

La verdad es que uno no tiene muy claro que aplaude exactamente el público del plató de TV3. ¿Qué Toni Soler diga que aporrea un ordenador en el que saquen periódicos que no lee? Uno pensaría que eso no suena muy democrático. Pero si a ese público le gusta, igual Toni Soler puede pedir ayuda a Empar Moliner y quemar ejemplares de los periódicos que no le gusten públicamente. Parece que al público independentista esas cosas le gustan. O que le pida a su co-presentador Jair Domínguez su pistolita de tinta roja y simule tiros a Janli Cebrián. Sí, toda la estética de quemar, romper y tal sonará nazi... pero si al público de TV3 le gusta habrá que sacrificarse.

Toni Soler terminó su alegato contra el diario de PRISA así:

Esto no acaba aquí, porque para llegar a los 404 actos de violencia El País incluye los cortes de carretera de los CDR, los insultos y pintadas de anónimos a personas y, además culpa al proces de la violencia de grupos de ultraderecha como el ataque a Cataluña Radio. (...) Suena bien ¿eh? Pero no es verdad. Así es el artículo de El País del día de hoy.

Curioso Toni Soler dice que las pintadas contra unionistas, no independentistas, jueces o no nacionalistas, no deben contabilizarse porque son 'anóminos'. En cambio tiene claro que las pintadas y altercados ante Cataluña Radio fueron "de ultra-derecha". Un doble rasero encantador.

Otra cosa es si Soler quería negar la violencia... ¿seguro que la referencia a que golpeó su ordenador por leer un artículo de un medio con una línea editorial adversa era la mejor manera?