Cataluña

Pilar Rahola debe estar recuperándose del soponcio que le ha supuesto ver este 25 de mayo de 2018 a Carlos Carrizosa (Ciudadanos) retirar un lazo amarillo de la bancada en la que supuestamente tendría que estar algún miembro del Gobierno de Cataluña.

Carrizosa, en un valiente gesto, retiró el lazo una primera vez y, pese a las advertencias del separatista presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, este se negó a colocarlo de nuevo, lo que llevó a la suspensión del pleno por espacio de más de una hora.

Rahola, esa demócrata convencida, esa que sólo tiene tolerancia con los rupturistas, se puso como una hidra en Twitter y llamó de todo al político de Ciudadanos y de paso a todo el partido.